La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) denunció ser el centro de una campaña de desprestigio internacional, luego de la revelación de que autoridades de Estados Unidos detectaron un supuesto esquema de sobornos por al menos 1,000 millones de dólares para ganar contratos de la firma.

Roberto Rincón, un venezolano presidente de una firma de servicios petroleros, y el empresario también venezolano José Shiera Bastidas fueron detenidos el 16 de diciembre en Houston y en Miami, respectivamente, acusados de conspirar para obtener contratos de PDVSA.

La firma aseguró en un comunicado que todos sus procesos de contratación son apegados a las leyes . De acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Rincón, de 55 años, y Shiera, de 52, violaron la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero estadounidense y conspiraron para lavar dinero.

PDVSA denuncia el ataque del que está siendo objeto por medio de una campaña de desprestigio internacional a través de algunos medios de comunicación , dijo la firma sin referirse directamente al caso ni aclarar a qué denuncia se refería.

Documentos de una corte en Estados Unidos publicados el lunes afirman que cinco funcionarios de PDVSA, que no fueron identificados, recibieron miles de dólares en sobornos a través de transferencias bancarias y también de pagos de hipotecas, pasajes de aerolíneas y, en un caso en particular, whisky. Los sobornos también incluyeron una reserva de 14,502 dólares para un funcionario de la firma petrolera en el lujoso Hotel Fontainebleau en Miami.

Según la corte, entre el 2009 y el 2014, se calcula que la conspiración ascendió a más de 1,000 millones de dólares.

PDVSA condena cualquier tipo de práctica ilícita, así como cualquier conducta que conlleve a la práctica de actos de corrupción por parte de empresas relacionadas con PDVSA y funcionarios que se desempeñen en ella , agregó la compañía en el comunicado.

Añadió que esta denuncia, como todas las que recibe de sus órganos de control, está siendo procesada e investigada.

A través de su filial Citgo, el mayor de sus activos en el exterior, la petrolera venezolana posee ocho refinerías en Estados Unidos y su capacidad de refinación es de aproximadamente 1.12 millones de barriles diarios

Este año la empresa estatal ha estado en el centro de varios escándalos de corrupción, como el desatado a raíz de la intervención de la Banca Privada de Andorra (BPA) por el presunto lavado de unos 2,000 millones de dólares desviados de la compañía.

En una orden de la juez federal Nancy Johnson en Houston que detalló por qué el sábado negó la libertad bajo fianza a Rincón, se sostiene que el detenido tiene una estrecha amistad personal con el general venezolano retirado Hugo Carvajal.

Hugo Carvajal, ex jefe de inteligencia militar de Venezuela, fue arrestado en el 2014 en Aruba por acusaciones estadounidenses de tráfico de drogas, pero las autoridades de Aruba declinaron extraditarlo. Carvajal fue detenido en el avión de propiedad privada de Rincón, de acuerdo a la orden de la juez Johnson.

No está claro si el caso en contra de Rincón y Shiera está vinculado a Tradequip, que se describe como una compañía de distribución de equipos para la industria petrolera . En su sitio de internet Tradequip identifica a PDVSA como un cliente, y figura en el Registro Nacional de Contratistas de Venezuela.

Tradequip declinó hacer comentarios el lunes. PDVSA no respondió a una solicitud de comentarios realizada por correo electrónico.