La esperada alianza estratégica entre Cornershop y Uber es finalmente un hecho y concreta la inversión, de alrededor de 450 millones de dólares, que ofreció la empresa estadounidense por la startup de delivery. Hasta el momento, Uber sólo había dispuesto de 50 millones de dólares por un 7% de la firma chilena a la espera de concretar acuerdos y de obtener luz verde de las autoridades regulatorias.

“Por primera vez en la historia, tenemos una buena capitalización para poner en marcha los proyectos no sólo de urgencia, sino cosas que requieren de más paciencia y más inversión”, dijo Oskar Hjertonsson, fundador y CEO de la compañía.

La alianza anunciada con la que Uber queda en control del directorio y con poco más del 50% de participación, deja a la compañía basada en Santiago “en posición de proyectar, de pensar en el año que viene”, afirmó el ejecutivo. “Este anuncio es una inversión que deja a Cornershop mejor capitalizado que nunca”, aseveró.

Y es que ambas empresas decidieron lanzar una plataforma integrada que permite hacer compras de supermercado a través de Uber y Uber Eats. La opción Súper está disponible en 19 ciudades de América Latina y Canadá, y podría llegar a Estados Unidos “en un par de semanas más”.

Hasta el momento, “todo sigue igual en términos internos. Los que estamos en Cornershop seguimos en nuestros mismos roles, con la diferencia de que el directorio creció de cinco a siete personas, y cuatro de los puestos son de Uber”, explicó Hjertonsson.

El servicio de compras en supermercados a través de Uber Eats se lanzó en 19 ciudades de América Latina y Canadá. Uno de los fundadores de la app chilena dijo que “este anuncio es una inversión que deja a Cornershop mejor capitalizado que nunca”.

En términos prácticos, la operatividad de la app sólo cambia para los usuarios de Uber, quienes empezaron a ver el botón en sus cuentas sin hacer cambios de datos o añadir información para realizar las compras.

Quienes quieran seguir comprando directamente en Cornershop podrán hacerlo y los cobros, que son en monedas distintas según la plataforma, serán dependiendo de dónde se conecte el usuario. En tanto, en términos laborales, tampoco hay grandes cambios. Los shoppers siguen respondiendo a Cornershop y los socios conductores de Uber a esa compañía.

Grace Schiodtz, directora de Innovación de Uber Eats para Latinoamérica, destacó las ventajas del acuerdo. “Gran parte de lo que Uber está haciendo con esto es querer mantener el gran talento, servicio y tecnología que mostró Cornershop en estos cinco años”, dijo.

Ambos coincidieron en destacar que la startup chilena podrá aportar “tecnología y experiencia para complementar los esfuerzos de intermediación de compras y entregas de supermercado a domicilio de Uber”.

Para Cornershop, en tanto, esto podría significar beneficiarse de la expansión de Uber. “No estamos diciendo que vamos a estar en todo Chile como los viajes compartidos, pero sí se puede contar con que habrán más otras ciudades aquí seis meses”, adelantó Hjertonsson.

México, el pendiente

Un punto que aún queda por resolver en la alianza entre Uber y Cornershop es la aprobación de las autoridades regulatorias de México.

Por ello, ambos ejecutivos dijeron que “Uber y Cornershop continúan trabajando estrechamente con Cofece, la autoridad de competencia mexicana, mientras evalúan el componente final de la inversión, para así unir a Uber y Cornershop México”.

Ello no significará un revés para lo alcanzado hasta ahora. “México no es parte de esta sociedad y seguimos esperando una noticia positiva en los próximos meses”, dijo Hjertonsson.

Al respecto, el CEO de la firma agregó: “Lo único que está a la espera es ver si México se integra a esta sociedad”.