La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) advirtió que la ampliación del periodo de la entrada en vigor del outsourcing para el primero de septiembre próximo resulta insuficiente, por lo que insistirán en homologar el plazo con las empresas gubernamentales hasta el primero de enero del 2022.

“Reiteramos que lo deseable para alcanzar una solución definitiva a los inconvenientes detectados en las diferentes dependencias para concluir con los trámites, era que se homologara el plazo entre las empresas públicas y privadas, toda vez que las primeras tienen hasta el 01 de enero de 2022 para cumplir con la reforma”, aseveró el presidente de los patrones, José Medina Mora.

Reconoció el trabajo de los legisladores para lograr la ampliación del plazo, dijo que esto permitirá que más empresas puedan avanzar en su proceso de cumplimiento; sin embargo, “el periodo no es suficiente para que las más de 387,000 compañías que enfrentan problemas operativos o técnicos logren solventar en tiempo y forma los requerimientos normativos”, indicó.

En el sector empresarial estamos comprometidos con el cumplimiento de la ley, acotó el presidente de la Coparmex, por lo que se pronunció porque se respeten los derechos humanos y laborales de todos los colaboradores y sus familias. “Seguiremos trabajando para preservar la estabilidad laboral y económica de los trabajadores y las empresas mexicanas”.

Medina Mora dijo que la Coparmex pondrá a disposición de todas las empresas que requieran apoyo para el cumplimiento de la reforma en materia de subcontratación, asesoría oportuna para que logren solventar los requerimientos estipulados en la ley.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx