“No va lo de la retención (de ISR) a vendedoras de catálogo”, confirmó a El Economista la diputada Patricia Terrazas (PAN), presidenta de la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados.

Patricia Terrazas detallaó que la Secretaría de Hacienda aceptó eliminar la propuesta del cobro de Impuesto Sobre la Renta (ISR) a las vendedoras por catálogo como se planteó en el Paquete Económico 2020.

“Esa propuesta ya se eliminó del predictamen. Nosotros estuvimos trabajando en comisiones y fue una de las solicitudes que se hizo por parte de los grupos parlamentarios y la Secretaría de Hacienda nos aceptó eliminarla de la iniciativa”, dijo la legisladora en entrevista.

La Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados sesionará este miércoles y el dictamen, sin el cobro de ISR, podría estar listo por la tarde.

La presidenta de la Comisión adelanta que la estrategia para formalizar a las vendedoras por catálogo continuará con reglas de diseñará el SAT, “pero sin la retención”, dijo.

El diputado Alfonso Ramírez Cuéllar (Morena), presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, dijo que lo único que se establecerá en relación a las vendedoras por catálogo son facilidades administrativas, “está a revisión en un debate muy intenso la propuesta del Ejecutivo, posiblemente sufra cambios importantes”.

Ramírez Cuéllar dijo que uno de los objetivos del cobro de ISR era formalizar a este sector; sin embargo, había muchas dificultades como la diversidad del esquema de ventas de muchas empresas. “Se ha considerado que por el momento se establezcan solamente facilidades administrativas”.

De acuerdo con la diputada Cynthia López (PRI), el gobierno federal podía recaudar 3,000 millones de pesos con el cobro de ISR a las vendedoras por catálogo. Pero esta recaudación iba a ser a costa de afectar a un sector vulnerable como lo son las mujeres que se dedican a esta actividad.

“Es una recaudación a costa de las mujeres, de las madres solteras, de un sector vulnerable. Se les está dando un trato injusto porque se está pidiendo fiscalizar a mujeres cuando no es un trabajo formal, cuando no tienen ocho horas, cuando es una actividad que hacen en los momentos que ellas pueden, en sus tiempos libres. Eso es injusto y que si buscan recaudar pues que no afecten a los más necesitados. Por otra parte, el gobierno miente al asegurar que no habría más impuestos”, comenta Cynthia López.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Ventas Directas (AMVD) en el país hay entre 1.8 y 2 millones de personas dedicadas a la venta por catálogo, el 75% son mujeres.

El presidente de la AMVD, Carlo Ledezma, dijo que la propuesta del cobro de ISR representaba una doble carga tributaria para las vendedoras por catálogo pues ya pagan impuestos.

“Son personas que complementan el ingreso del hogar y es una labor muy noble que requiere de mucha constancia, mucha tenacidad; además de otras labores que ellas tienen como ser amas de casa, ser esposas, se dedican a promocionar excelentes productos y perciben un ingreso que si bien, puede parecer pequeño, es muy significativo para un sector económico que es de los más vulnerables en México. Usualmente las señoras que se dedican a la promoción de productos por catálogo son de nivel socioeconómico bajo y muy bajo”, dijo Ledezma.