En un mercado que Telmex domina con el 52.5%, Telefónica busca competir en el mercado de internet fijo en México y contribuir a cerrar la brecha digital. A la fecha la firma española cuenta con 75,000 usuarios en este servicio.

Mariano Hansen, líder del proyecto de Internet en el Hogar de Telefónica dijo a El Economista: “Somos muy jóvenes en este mercado, aunque también creo que no hay que concentrarse en la competencia, sino en nichos no atendidos. La gente que hoy por hoy no tenía internet, hay espacio suficiente para todos los jugadores y siempre hay oportunidad porque sigue habiendo gente no conectada”.

El año pasado la firma española lanzó el piloto en Toluca, Tijuana, San Luis Potosí, Saltillo, Reynosa, Monterrey, Mexicali, Matamoros, León, Guadalajara, Aguascalientes, Querétaro, Morelia, Valle de México, Ensenada, Celaya, Irapuato, Cuernavaca, Chihuahua, Pachuca, Hermosillo, Culiacán, Mérida, Puebla, Tlaxcala, Laguna y Ciudad Juárez.

Hansen dijo que actualmente el servicio lo tienen en 28 mercados, “y en vez de seguir expandiéndonos, hay que seguir penetrando estas ciudades. Queremos seguir mejorando la experiencia más que el volumen queremos calidad, por lo que no hay una meta definida para este año en número de usuarios”.

El servicio Full Conection ofrece 100 GB para navegar y hasta 12Mbps de velocidad. El módem tiene un costo de 1,299 pesos y las mensualidades son de 399 pesos.

El líder del proyecto de Telefónica dijo: “Creemos que la competencia es buena porque te hace mejorar, lo peor que te puede pasar como empresa es que no tengas con quien competir. Nos dio satisfacción crear mercado nuevo, en el que el objetivo principal es cerrar la brecha digital”.

De acuerdo con datos de The Competitive Intelligence Unit, al tercer trimestre del 2018 en México había 18 millones de usuarios de internet de banda ancha fija.

Un año previo, en el tercer trimestre del 2017, el Internet de banda ancha fija registró una penetración de 50.9% entre los hogares mexicanos, un nivel menor en comparación con Estados Unidos con una tasa de 84.5%, y Canadá, 94.9 por ciento.

Jesús Romo, analista de Telconomia ha comentado que, “esta diversificación de soluciones de última milla puede mejorar el panorama de competencia en el servicio de banda ancha, pero debe considerarse que hay ventajas que tienen algunos proveedores cableados, como el empaquetamiento con otros servicios, dar opciones de entretenimiento OTT o incluso prestaciones informáticas, como licencias de antivirus y almacenamiento”.

cjescalona.eleconomista.com.mx