El gobierno mexicano concluyó el proceso de venta de los nueve ingenios azucareros que aún tenía en sus manos. Beta San Miguel compró los dos últimos bienes, El Potrero y San Miguelito, ubicados en Veracruz, por 3,398 millones de pesos, monto que duplica el valor base impuesto por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE).

El proceso se da a casi 15 años de la expropiación de 27 ingenios azucareros que realizaron gobiernos panistas y en cuyo periodo se devolvieron 18 para quedarse con la operación de nueve que regresan a manos privadas.

Los ingenios El Potrero, San Miguelito, San Luis, El Modelo, La Providencia, Atencingo, San Cristóbal, Casasano y Emiliano Zapata pertenecían al Consorcio Azucarero Escorpión, de Enrique Molina (a quien se le acusó de evasión fiscal), pero fueron expropiados durante el sexenio de Vicente Fox en el 2001, junto con otros 18.

La venta de los nueve ingenios, que representan 23% de la producción nacional, destacó por haber estado rodeada de juicios mercantiles y amparos interpuestos por Enrique Molina; además llegó a demandar a las compañías que se hicieron de ingenios.

En junio el SAE dio a conocer en el Diario Oficial de la Federación (Dof) el valor de los dos últimos ingenios por licitar, los cuales tienen una participación promedio de 3.9% del mercado nacional de azúcar; el documento valoró a las fábricas en 1,390 millones de pesos sin IVA, una reducción de 10% ante la primer publicación de oferta hecha a finales del 2015 y que fue declarada desierta.

El grupo ganador en la venta, con 3,398 millones de pesos, fue Beta San Miguel, quien desde la compra de los otros ingenios (Casasano y Emiliano Zapata), en el 2015, aumentó su participación de 13.5 a 18% en la producción nacional de azúcar, con un aproximado de 246,000 toneladas anuales.

José Pinto Mazal es el presidente del consejo de administración del Grupo Beta San Miguel, enfocado en la elaboración de azúcar estándar, blanca, blanca extra, glass, refinada y subproductos del edulcorante y alcohol.

Entre los otros licitantes se encontraron: Promotora Industrial Azucarera, que propuso 2,240 millones de pesos; Alimentos y Víveres San Rafael, 2,211 millones; JB Santos Company, 2,225 millones, e Impulsora Azucarera del Noroeste, que ofertó 2,705 millones de pesos.

[email protected]