El Reglamento para el uso medicinal de la cannabis podría salir de su revisión a finales de enero, pero no debe pasar del primer trimestre, y el mayor número de observaciones que recibió estuvieron relacionadas con auto cultivo no tráfico.

“Hay un proceso normal de revisión, qué pasó ante la consulta de Cofemer (Comisión Federal de Mejora Regulatoria), estamos corriendo ese proceso. Lo que prevé el decreto es que se tenían 180 para armonizar la legislación que fuera necesaria para poder tener normatividad para la comercialización de productos a base de cannabis, esa armonización ya fue realizada, ya hay un reglamento, y sólo estamos es el proceso de publicación en el Diario Oficial de la Federación”, dijo el titular de la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Julio Sánchez y Tepoz.

Informó que a la fecha se han emitido 350 permisos para la importación de medicamentos a base de cannabis, y siete de uso lúdico, los cuales fueron a través de una orden judicial.

“Hasta el momento no hay ninguna empresa que se haya acercado a Cofepris para buscar la importación o producción de productos a base de cannabis, es a partir de la publicación en el Diario Oficial de la Federación que se sentarán las reglas específicas para que cualquier ciudadano o empresa pueda acudir a Cofepris y se autorice la importación de productos a base de cannabis, e incluso la producción en México”, acotó el titular.

En abril de 2017 la Cámara de Diputados aprobó las reformas que permitirán el uso medicinal y científico de la marihuana, pasando la batuta a la Secretaría de Salud para diseñar políticas públicas que regulen el comercio local, exportación e importación de los productos que contengan concentraciones menores del 1% de las sustancias activas, como el tetra hidro cannabinol (THC). En tanto, la siembra, cultivo o cosecha de plantas de marihuana no será punible cuando se lleve a cabo con fines médicos y científicos, en términos de las reglas que emitirá el Ejecutivo Federal.

En junio El Economista publicó que podría ser a partir del primer trimestre del 2018 se comience a adquirir medicamentos fabricados en suelo nacional que tengan en sus componentes sustancias activas derivadas de la marihuana, siempre y cuando exista rapidez y agilidad en el cuadro del Consejo de Salubridad Nacional, y que las plantas productoras pasen las pruebas de estabilidad, adelantó la Asociación Nacional de Fabricantes de Medicamentos (Anafam).

Del mismo modo, las farmacias esperan los primeros medicamentos a inicios del 2018, y para ello, los comercios trabajan en ampliar la red de localidades que puedan vender medicamentos psicotrópicos, indicó Juvenal Becerra Orozco, presidente de la Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (Unefarm).

El valor estimado del mercado de medicamentos en México asciende a 200,000 millones de pesos al año, de los cuales 4% corresponden a la división de psicotrópicos, con un valor alrededor de 8,000 millones de pesos.

[email protected]

erp