La CEO de Latinoamérica de Pepsico, Paula Santilli, expresó que en el momento en que en el mercado laboral haya de verdad piso parejo para las mujeres, el crecimiento económico de la región será exponencial.

Piden piso parejo para competir en el mundo del trabajo

Capacitación y piso parejo para competir en el mercado laboral es lo que requieren las mujeres para poder desarrollar su potencial en el mundo del trabajo, coincidieron panelistas en la última jornada del Women’s Forum Americas 19.

El entrenamiento es clave, expuso Paula Santilli, CEO de Latinoamérica de Pepsico, porque así las mujeres tendrán la posibilidad de desarrollar nuevas competencias y ocupar mejores posiciones dentro de una organización.

La capacitación permanente, afirmó Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo y Previsión Social, es una forma de empoderar a las mujeres, al darles mejores herramientas para cubrir las demandas del mercado laboral.

Sin embargo, dijo que se requieren más oportunidades, “puertas abiertas y piso parejo”, para que las mujeres puedan realizarse laboralmente, mecanismos claros y con perspectiva de género en los que no se haga diferencia entre hombres y mujeres, sino que se reconozca únicamente las habilidades y las competencias de cada uno.

La funcionaria federal dijo que la dependencia a su cargo trabaja actualmente con la Iniciativa Privada para reforzar los principios de la NOM 025 de igualdad laboral y no discriminación, para que existan mayores acciones y protocolos al interior de las empresas para lograr la equidad de género, con metas y objetivos cuantificables.

“Está sumamente comprobado que si incorporamos a las mujeres en el trabajo, vamos a crecer más”, aseveró Alcalde.

Otra vía para empoderar a las mujeres es simplificar la carga administrativa, para permitirles poner en marcha sus emprendimientos. Esto no sólo les permitirá desarrollarse económicamente, sino también generar empleos para otras mujeres, a través de negocios exitosos, expuso Elizabeth A. Vázquez, presidenta de WEConnect International.

Rol activo y de influencia

“Nosotras como mujeres somos poderosas y podemos estar más capacitadas. Es necesario hacerlo para cambiar el mundo”. Así fue como Gloria Maldonado, directora ejecutiva del Centro Tecnológico para la Innovación de la Construcción, convocó a las mujeres a asumir un rol más activo en la promoción de la equidad laboral.

Le pidió a las mujeres que ya ocupan posiciones importantes en los distintos sectores que apoyen a las que aún están en la búsqueda de una oportunidad. “A las mujeres que están en buenas posiciones les corresponde regresar un poco de lo que se les ha dado”, agregó.

En el mismo sentido, Anni Coden, directora asociada de The Boston Consulting Group, sugirió a las mujeres que, en el momento de solicitar un trabajo, cuestionen cuánto ganaba la persona que ocupaba la posición anteriormente y cuánto es la remuneración de sus pares.

Coden destacó que, contrario a lo que pasa con los hombres, a las mujeres desde niñas se les alaba que sean silenciosas y nada disruptivas. Sin embargo, esto debe cambiar para que ellas puedan impulsar una cultura igualitaria y equitativa en el mercado laboral.

En otro punto, ante la implementación de la inteligencia artificial (IA) en las empresas, especialmente en el proceso de reclutamiento, Jennifer Salinas, directora de Protección de la Propiedad Intelectual de Lenovo, consideró que las personas dedicadas a la programación de IA jugarán un papel importante en la equidad laboral.

Lo anterior, debido a que la IA funciona con algoritmos que son alimentados con datos, y en este proceso los programadores deben ser conscientes de que un dato discriminatorio convierte a la máquina en una enemiga de la inclusión.

Tecnología permitirá acelerar la inclusión financiera femenina

El momento que vive el mundo, especialmente América Latina, en cuestión de tecnología aplicada a los servicios financieros es un punto de inflexión para acelerar la inclusión financiera de las mujeres, coincidieron expertos en el Women’s Forum Americas 2019.

En la mesa “Más allá de la innovación: Cómo la tecnología acelera la inclusión financiera”, representantes de diversas organizaciones hablaron de los avances tecnológicos para la creación de servicios financieros, lo que ha generado que éstos tengan mayor profundidad en segmentos donde tradicionalmente se ha tenido un rezago importante.

En América Latina, 52% de las mujeres mayores a 15 años está bancarizada, en Europa y el centro de Asia dicha proporción es de 79% y en América del Norte es de 93%, según el Global Findex del Banco Mundial.

Durante el panel se destacó el potencial y el avance de las plataformas de tecnología financiera (fintech) para proveer servicios de una forma más inclusiva, generados por mujeres, por ejemplo NuBank, una de las organizaciones brasileñas más importantes de América Latina.

“Soy una de las pocas cofundadoras de una compañía financiera en todo el mundo (...) es una gran responsabilidad para las mujeres en todos lados trabajar para inversionistas, accionistas y construir una compañía que se vuelva tan diversa”, expresó Cristina Junqueira, vicepresidenta de la organización.

Junqueira detalló que para iniciar el proyecto de NuBank y que tuviera una visión diferente respecto a los servicios financieros tradicionales, fue necesario integrar a su estructura personas de diversos segmentos con el fin de tener diversidad desde sus cimientos y así poder atender otros nichos en materia financiera.

“NuBank tiene más o menos 1,600 empleados, 40% son mujeres, que es (un porcentaje) impresionante cuando pensamos en tecnología y servicios financieros”, acotó Junqueira.

Por su parte, Juan Sadurni, socio director de Accenture Digital, comentó que el potencial para incluir financieramente a las mujeres es enorme, pues 50% de la población son mujeres, por lo que las fintech se convierten en actores importantes para acelerar dicha inclusión.

“El mundo no puede darse el lujo de no incluir financieramente a la mitad de la población”, expresó Sadurni.

En su intervención, Mercedes López Arratia, directora de Mercadotecnia de Banco Azteca, indicó que para proveer servicios financieros a las mujeres es necesario crear confianza en este segmento poblacional.

“Una parte importante para el banco es la seguridad: proteger al cliente, sus inversiones y su dinero”, añadió López Arratia.

Kristen L. Hager, jefa de Estrategia de Marca de Rappi, a pesar de que esta compañía de comercio electrónico no está de lleno en los servicios financieros, ha generado soluciones de pago con el fin de facilitar el acceso a los servicios financieros de las mujeres.

“Si se trabaja en el desarrollo de plataformas financieras a las que todo el mundo pueda acceder, vamos a poder hablar de una industria financiera más inclusiva”, expresó Hager.