El gobierno de Estados Unidos identificó el viernes a 36 países que protegen de manera inadecuada los derechos de propiedad intelectual de Estados Unidos, incluyendo a Canadá y Colombia.

Canadá fue agregado por las preocupaciones sobre sus controles fronterizos y prácticas farmacéuticas y Colombia por no revisar sus leyes de derecho de autor según lo exige un Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos.

El reporte del 301 es un informe de la Representación Comercial de la Casa Blanca (USTR, por su sigla en inglés) sobre el estado de la propiedad intelectual en el mundo. Evalúan a los países con quienes tiene relaciones comerciales y, al final, los organizan en tres listas: la Priority Watch List (los casos que merecen atención), la Watch List (los que hay que mantener en observación) y la lista de quienes no tienen mayor problema.

China fue enlistada por decimocuarto año consecutivo en la Lista de vigilancia prioritaria por sus “prácticas coercitivas de transferencia de tecnología” y “robo de secretos comerciales, piratería en línea desenfrenada y fabricación falsificada”.

Los otros países en la Lista de vigilancia prioritaria son: India, Rusia, Venezuela, Colombia, Canadá, Argelia, Argentina, Chile, Indonesia, Kuwait y Ucrania.

El listado de las 36 naciones se completa con: Barbados, Bolivia, Brasil, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Egipto, Grecia, Guatemala, Jamaica, Líbano, México, Pakistán, Perú, Rumania, Arabia Saudita, Suiza, Tayikistán, Tailandia, Turquía, Turkmenistán, Emiratos Árabes Unidos, Uzbekistán y Vietnam.

El Ministerio de Comercio de China criticó esta evaluación, al considerar que carece de estándares objetivos y equidad.

“La parte china se opone a esto e insta a Estados Unidos a cumplir con sus compromisos bilaterales, respetar los hechos y evaluar de manera objetiva e imparcial, con intenciones positivas, los esfuerzos realizados por gobiernos extranjeros, incluida China, en el ámbito de los derechos de propiedad intelectual y los resultados logrados”, informó el Ministerio de Comercio chino en un comunicado emitido el sábado.

“A pesar de que los desarrollos positivos iniciales son bienvenidos, cualquier potencial para aumentar la confianza se ve socavado por una serie de fallas para abordar las principales preocupaciones actuales”, asevera el informe del 2018 sobre China.

[email protected]