El presidente estadounidense, Donald Trump, planea anunciar este jueves la imposición de aranceles a las importaciones de acero y aluminio de México, Canadá y la Unión Europea, difundió The Washington Post, quien obtuvo esa información de tres personas familiarizadas con el plan.

“Frustrado por el hecho de que los socios comerciales de Estados Unidos no aceptaron una serie de demandas, el presidente optó por escalar drásticamente su guerra comercial global en lugar de otorgar más exenciones arancelarias”, señaló el diario.

Los impuestos a la importación podrían entrar en vigor tan pronto como el viernes. México, la Unión Europea (UE) y Canadá han anticipado que responderán, de ser así, con medidas espejo contra Estados Unidos.

El gobierno de Estados Unidos informó que pretende imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio originarias de la Unión Europea a partir de este viernes, para posteriormente continuar con las negociaciones bilaterales relacionadas con estas restricciones.

Ambas condiciones, la de pagar aranceles y negociar a la vez, son mantenidas por China, puso como ejemplo el secretario de Comercio, Wilbur Ross, en un panel en la reunión ministerial de comercio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en París, Francia.

“(Los chinos) están pagando los aranceles; sus aranceles entraron en vigor en marzo. China no ha usado eso como una excusa para no negociar. Hemos tenido varias sesiones con ellos desde entonces. Actualmente estoy programado para ir a China otra vez el viernes. Sólo la Unión Europea insiste en que no podemos negociar si hay aranceles”, dijo Ross.

Estados Unidos impuso el 8 de marzo aranceles de 25% a las importaciones de acero y de 10% a las de aluminio, argumentando preocupaciones de seguridad nacional, y otorgó a 34 países exenciones, las cuales mantuvo a cambio de limitantes a través de cupos para los casos de Brasil, Argentina, Corea del Sur y Australia, mientras las extendió para México, Canadá y las 28 naciones de la Unión Europea hasta el 1 de junio.

La comisionada de Comercio de la Unión Europea, Cecilia Malmström, ha exigido que todos los estados miembros de ese bloque comunitario sean permanentemente exentos de los aranceles de la Sección 232 como condición para futuras negociaciones comerciales.

A principios de esta semana, Malmström dijo que creía que Estados Unidos propondría “algún tipo de tope” (como los cupos) a las exportaciones de la Unión Europea a cambio de la inmunidad de los aranceles globales de acero y aluminio.

En diciembre del 2016, las economías del Grupo de los 20 y los miembros de OCDE lanzaron el Foro Global sobre Capacidad Excesiva del Acero (Foro Global), un esfuerzo para tomar medidas efectivas contra el exceso de capacidad de producción de ese metal.

“Después de estas siete sesiones (del Foro Global) que hicimos, no hubo una resolución presentada por este grupo, por muy bien intencionados que estuvieran y ésa es una de las cosas que causó que nuestro país adoptara una especie de medida unilateral”, dijo Ross, en el mismo evento en París.

“Europa, de repente, ha adoptado toda clase de medidas de salvaguardia, eso no provino del Foro Global del acero, como tampoco vino de ahí la respuesta bastante directa a nuestras (investigaciones de la Sección 232), por lo que creemos que la diferencia es acción versus discusión”, adujo Ross.

[email protected]