Monterrey, NL. Los resultados de la Encuesta de Expectativas de la Manufactura del mes de abril mostraron la puntuación más baja desde 2013, por la suspensión de actividades no esenciales debido a la pandemia de Covid-19 y la interrupción de las cadenas de producción en Asia desde diciembre de 2019. Por ello, la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León consideró urgente que el gobierno ofrezca estímulos extraordinarios al sector productivo.

En un comunicado el organismo indicó: “la magnitud de la recesión requiere de apoyos y estímulos extraordinarios para todo el sector productivo nacional, principalmente la industria por su efecto multiplicador en la economía. Es urgente acelerar la reactivación económica bajo las medidas sanitarias necesarias, así como generar estímulos que protejan las fuentes de empleo”.

En contexto, desde enero de 2013, Caintra ha realizado de forma mensual la mencionada encuesta, aportando indicadores oportunos de la situación económica de Nuevo León.

En abril de 2020, los resultados de la encuesta fueron los más bajos desde 2013, como consecuencia de la suspensión de actividades no esenciales por la pandemia de Covid-19; no obstante, la afectación inició a finales de 2019 por la interrupción de cadenas de producción en Asia que provocó la irrupción del virus.

Los indicadores de producción y nuevos pedidos presentaron su mayor contracción histórica en el mes de abril, ubicándose en 26.4 y 24.7 puntos respectivamente, la cifra más baja de estos índices fue de 40.8 puntos a finales de 2013 y principios del 2014, periodo en el cual había incertidumbre por la implementación de la reforma fiscal del 2013.

Por otra parte, la crisis económica y los cambios políticos han derrumbado la confianza empresarial y en consecuencia las inversiones. 16% de los empresarios de Nuevo León indicaron que invirtieron en maquinaria y equipo en el mes de abril, el porcentaje anterior más bajo ocurrió en enero de 2017, cuando Donald Trump tomó protesta como presidente de Estados Unidos.

En el número de trabajadores, el indicador ha permanecido en la zona de contracción por 17 meses consecutivos, mostrando que la generación de empleos se ha desacelerado en el estado, antes sólo presentaba caídas de forma estacional en diciembre.

En relación con el comercio exterior, la pandemia ha interrumpido las cadenas globales de suministros, por lo que los índices de exportaciones e importaciones alcanzaron cifras récord mínimas en el mes de abril de 2020, con 39.02 y 36.87 puntos respectivamente.

El resultado más bajo presentado en el índice de las exportaciones había sido de 41 puntos en 2013, como resultado de la incertidumbre ante la discusión por el techo de endeudamiento en Estados Unidos, así como la desaceleración económica en la Unión Europea.

“Ni en los momentos de mayor incertidumbre como las amenazas de eliminar el Tratado de Libre Comercio con América del Norte o la reforma fiscal que incrementó las obligaciones fiscales para las empresas de manera considerable, se había presentado un comportamiento similar en los indicadores”, puntualizó el organismo.