La Comisión Federal de Electricidad (CFE) invertirá 50,000 millones de dólares en gasoductos para cambiar de combustóleo a gas para producir energía eléctrica, así como otros 13,000 millones de dólares adicionales para construir 27 termoeléctricas, adelantó el titular de la dependencia, Francisco Rojas.

El funcionario detalló que de esta manera, en los próximos cinco años de los 50,000 millones de dólares que se invertirán para construir 10,000 kilómetros de gasoductos, cerca de 23,000 millones serán de inversión privada, mientras el resto lo aportará el gobierno federal básicamente en un lapso de tres a cuatro años.

En conferencia de prensa posterior a su participación en la XXV Reunión de Embajadores y Cónsules de México, Rojas Gutiérrez señaló que en la construcción de las 27 termoeléctricas, habrá una inversión privada mayoritaria, si bien no especificó cuántos de los 13,000 millones de dólares serán aportación federal.

Anticipó que esas obras permitirán hacer más barato y limpio el abasto de electricidad, lo cual redundará en mayor competitividad para el sector industrial mexicano y, por lo tanto, en mejores posibilidades de comercio internacional y doméstico.

Francisco Rojas aseguró que con la reforma alcanzada el año pasado, seguramente el sector energético mexicano se hará mucho más exitoso, tal como se planeó, porque se hará más competitivo, al disminuir los costos de la electricidad tanto para los particulares, como para la industria.

nlb