Las brasileñas Odebrecht y Braskem estudian sendos proyectos para invertir en la industria petroquímica de Perú, con la construcción del Gasoducto del Sur Andino y una planta para la producción de polietileno. El total de inversiones alcanzaría los 8,500 millones de dólares: 5,000 millones de parte de Odebrecht y el resto de Braskem, asociada con la estatal Petrobras.

Las proyecciones de Odebrecht y Braskem se inscriben en el esfuerzo del presidente Ollanta Humala de crear un polo petroquímico de unos 16,000 millones de dólares en el sur peruano. En lo que va del año se han apuntado como huéspedes Orica Australia, que invertirá 600 millones de dólares en una planta para el almacenamiento y transformación de amoníaco, y la estadounidense CF Industries.

Es clave que las empresas que quieran ingresar al sector en Perú se aseguren el abastecimiento de gas natural para poder operar, lo que sólo ha hecho la estadounidense CF Industries a través del Consorcio Camisea, y tocará a Odebrecht construir el gasoducto que abastecerá a la industria.

Sobre la inversión total del gasoducto se habla de 5,000 millones de dólares , afirmó este miércoles el gerente general de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, quien refirió que el proyecto se extenderá desde la región andina del Cusco hasta la costa sur de Perú, a lo largo de 1,000 kilómetros.

Respecto a una eventual participación de la estatal Petroperú en el gasoducto anunciada por el gobierno de Humala, Barata dijo que no hay participación directa del Estado en las inversiones. Lo que fue ventilado es que el Estado dé un crédito puente para poderse iniciar la primera etapa y no tener que esperar la estructuración financiera y la confirmación de reservas , explicó.

El proyecto sigue siendo netamente privado , agregó Barata.

EL POLIETILENO DE BRASKEM

Jaime Quipusco, gerente de proyectos de Braskem de Perú, informó que el proyecto de la brasileña, asociada a la estatal brasileña Petrobras en el plan petroquímico, es producir 1.2 millones de toneladas de polietileno anuales en una nueva planta en los Andes peruanos. La inversión proyectada es de 3,500 millones de dólares.

La intención, dijo, es comenzar la construcción de la planta en 2016 y pidió al gobierno de Humala que culmine el reglamento clave de una ley que busca aprovechar el etano procedente del gas del rico yacimiento de Camisea.

En este momento se tiene una ley para poder aprovechar el etano de toda la zona de Camisea, pero no se tiene la reglamentación, la ley es solamente una declaración de que se debe hacer pero tenemos casi un año sin la reglamentación que apoye a la industria petroquímica , precisó Quipusco en su presentación.

En mayo del 2011, el Gobierno del entonces presidente Alan García promulgó una ley que promueve la inversión en la industria petroquímica basada en etano, con el fin también de impulsar la construcción de un gasoducto de unos 5,000 millones de dólares en el sur del país.

El etano es usado en la industria petroquímica como insumo del etileno para la fabricación de fibras y plásticos.

CIFRAS

  • 16,000 millones de dólares representan los cálculos de inversiones en el polo petroquímico del sur de Perú.
  • 5,000 millones de dólares invertirá la brasileña Odebrecht en la construcción del Gasoducto del Sur Andino.
  • 1,000 kilómetros recorrerá el gasoducto, desde la región andina del Cusco hasta la costa sur de Perú.
  • 3,500 millones de dólares invertirá la brasileña Braskem en una nueva planta para producir polietileno.
  • 600 millones de dólares proyecta Orica Australia para la construcción de una planta de amoníaco.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica