Sao Paulo.- El Estado brasileño delineó esta mañana el primer plan que se conoce en América Latina para convertir al Internet de las cosas en una palanca de desarrollo económico y de inclusión para los sectores que todavía se encuentran alejados de la conectividad en un país con más de 210 millones de habitantes al empezar el 2017; con 242 millones de líneas móviles, pero de las que 42 millones corresponden a conexiones de una tecnología que ya va de salida del mercado como el GSM y por ello es que al gigante suramericano le apremia evolucionar esas líneas a LTE, al tiempo que hace del IoT un instrumento de crecimiento sostenible para su economía que ha sufrido por salir de la recesión de los últimos trimestres.

El plan de Brasil que será su base para desarrollar tecnologías y servicios de IoT se ejecutará entre los años 2018 y 2022, con foco en cuatro sectores cuyos efectos repercuten en toda la sociedad brasileña: Agro y área rural e Industrias, por el lado económico, y Salud y Ciudades Inteligentes, por lo que corresponde al aspecto social, definieron en Futurecom 2017 los jefes de las carteras del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovaciones y Comunicaciones (MCTIC), y del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) del gobierno de Michel Temer.

Brasil pretende con este plan acelerar la creación de un ecosistema de innovación; construir un Observatorio de IoT, más una plataforma web para el seguimiento de las iniciativas del Plan Nacional del Internet de las Cosas y elaborar además una cartilla que incluya a conocedores del área que asesoren al gobierno en uso de soluciones de IoT.

El plan derivó de una serie de estudios mandados a hacer desde tiempo atrás y sus resultado, que recibieron 106 iniciativas como respuesta de la industria y la sociedad, se ejecutarán durante los siguientes cuatro a cinco años, explicaron los ministros del MCTIC y del BNDES; éste último fue quien condujo la realización del estudio general, con la asesoría de los despachos McKinsey, CPqD y Pereira Neto-Macedo.

Brasil tiene como apuesta adelantarse a otras naciones de la región en desarrollo y venta de tecnologías y servicios IoT; pretende desarrollar una industria fincada en ese rubro, en días que su economía vive sus momentos bajos. Una industria de IoT, por tanto, puede ayudar al país a crear empleos, adentrar a la sociedad a las nuevas tecnologías y aparte, generar divisas con la venta de servicios al exterior.

Estimaciones de distintas consultoras cifran al Internet de las cosas como un negocio de 50,000 millones de dólares para Brasil antes del 2025, aunque el MCTIC, en voz del ministro Maximiliano Martinhao, estima que serán 200,000 millones en ese año. Pero Brasil empieza primero por hacer eficientes los procesos de sus industrias y mejorar las coberturas de salubridad con el IoT.

“Hemos vivido momentos de carga con esta turbulencia (política y económica) que nos ha afectado. Pero los grupos (de trabajo) se mantienen y se ha cumplido la misión. Esto es un ejemplo de una política pública bien organizada y bien estructurada, y llevada adelante para que se logre en 2018”, resumió minutos más tarde sobre la presentación del plan, Juarez Quadros, presidente de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones de Brasil, al respecto del contexto que viven los brasileños durante el lanzamiento de este plan para IoT.

El Internet de las cosas ya es explotado en servicios por diferentes empresas. Hace unos días, Vecto Mobile recibió la autorización de la Anatel para operar en Brasil como un operador móvil virtual o MVNO, pero no dirigido a usuarios tradicionales, sino enfocado en IoT y montado sobre la red móvil de Algar para atender con soluciones para los sectores del agro y el rastreo e industrias similares.

En América del Norte, por ejemplo, ya conecta a 28 millones de dispositivos con IoT y en México las firmas consultorías que habrá 200 millones de equipos conectados en 2020, ejemplos que habrán animado a los brasileños en su intención de crear un plan de Internet de las cosas.

“Ninguno de nosotros pasará incólume por los cambios que se vienen”, añadió Juarez Quadros, jefe de la Anatel esta mañana. “Y nosotros tenemos fuertes dosis de optimismo de exponenciarlos”.

Futurecom es un soporte para la economía digital: Hermano Pinto. Ver nota