El presidente de Perú, Martín Vizcarra, disolvió el Congreso controlado por la oposición, y la nación avanzó hacia una crisis constitucional, pero los bonos del país apenas se movieron.

Los rendimientos de los bonos con vencimiento al 2050 tuvieron un aumento de 6 puntos básicos y llegaron a 3.3%, el segundo menor rendimiento de un bono a 30 años en América Latina después de Chile. Perú ha estado en constante crisis política durante gran parte de los últimos tres años y los mercados absorben el último capítulo con calma.

“Los mercados peruanos tienen un buen historial durante la agitación política”, escribió en una nota el economista latinoamericano Quinn Markwith de Capital Economics. “Una razón de la resistencia de los mercados peruanos es que los balances de la economía son sólidos”.

Según todas las métricas de riesgo, los titulares de bonos consideran que Perú es uno de los lugares más seguros en los mercados emergentes. Los bonos soberanos que vencen al 2050 actualmente cotizan a 145 centavos por dólar para pagar un rendimiento de 3.29%; sólo Chile tiene un bono con vencimiento similar que paga menos que eso.

Proteger contra un posible incumplimiento también es mucho más barato en Perú que en la mayoría de los otros países en desarrollo. El diferencial en el swap de incumplimiento crediticio a cinco años de Perú está en 59.2 puntos básicos. Esto es la mitad de la prima cobrada por México.

“Los acontecimientos recientes no cambian la capacidad del país ni su disposición a pagar en mi opinión”, dijo Jens Nystedt, administrador de cartera con sede en Nueva York en Emso Asset Management, titular de pagarés denominados en sol peruano. “Aumenta el riesgo de resultados menos favorables para el mercado en las próximas elecciones, una vez que se celebren, pero esto sigue siendo un riesgo de cola”.

Guido Chamorro, gerente senior de inversiones de Pictet en Londres, dijo que cualquier debilidad en la deuda de divisas del país presentaría una oportunidad de compra.

“Afortunadamente, Perú tiene instituciones fuertes como el banco central y las leyes de responsabilidad fiscal para ayudar a anclar los precios frente a la volatilidad política en curso en el ejecutivo”, dijo Chamorro. “Quiero decir, si miras dónde están sus últimos cuatro presidentes, te haces una idea”. Se espera que Perú registre un crecimiento de 3.4% el próximo año, entre las tasas más altas en América Latina, y pocos esperan que su crisis política se extienda a empresas privadas o afecte la capacidad del país para cumplir con sus obligaciones de deuda.

Sol retrocede 0.6%

Mercados caen por crisis política en Perú

La moneda peruana cerró en su menor nivel de un mes y el índice selectivo de la bolsa limeña sufrió su mayor baja en 22 meses, en medio de la incertidumbre política luego de que el presidente Martín Vizcarra disolviera el Congreso.

El sol peruano retrocedió 0.59%, a 3.386/3.390 unidades, mientras que el referente de la bolsa limeña perdió 2.55%, a 499.36 puntos, su mayor baja diaria desde el 14 de diciembre del 2017.

La Organización de Estados Americanos informó el martes que el Tribunal Constitucional de Perú debe pronunciarse sobre la decisión del presidente Martín Vizcarra de disolver el Congreso, que contraatacó suspendiéndolo en sus funciones, lo que hundió al país en una incertidumbre que golpeaba los mercados locales.

“Los inversionistas salían de papeles de demanda interna ante la situación política”, dijo un operador.

El mercado está a la espera de la designación de los nuevos miembros del gabinete, luego de que todos los funcionarios pusieron sus cargos a disposición en una formalidad tras la renovación del primer ministro en medio de la incertidumbre política local, señalaron agentes. (Con información de Reuters)