El Servicio de Administración Tributaria (SAT) refirió que el incremento de precios en las plataformas digitales como Netflix, Uber, Amazon y similares, no está relacionado a un nuevo impuesto.

“Este impuesto ya se causaba y, por tanto, su obligación de pago ya existía en la Ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA). Es importante mencionar que la posibilidad de que los servicios digitales aumenten de precio no está relacionada con un nuevo tributo”, refirió la autoridad fiscal a cargo de Raquel Buenrostro.

La declaración viene después de que Netflix anunciara a sus suscriptores, la semana pasada, del incremento de 16% en los precios de sus planes, salvo su plan básico cuyo precio se incrementó en sólo 7.7 por ciento. El incremento de precios en esta plataforma será a partir del 7 de junio.

En tanto, el fisco recordó que a partir del 1 de junio entrarán en vigor las disposiciones fiscales, aprobadas el año pasado durante la discusión del Paquete Económico, referentes al cobro del IVA en la prestación de servicios que se dan en plataformas digitales, las que en su mayoría son residen en el extranjero y no cuentan con un establecimiento en México.

“En dicha reforma se otorgó a las citadas plataformas digitales un periodo de transición que les permite prepararse para comenzar a cumplir con las disposiciones legales ya citadas a partir del primer día del próximo mes”.

El debate sobre cómo gravar a las plataformas digitales no sólo se da en México, sino también en otros países. El gran problema con estas plataformas son los ingresos que generan en diferentes países pero que, al no tener un domicilio fiscal en ellos, transfieren el dinero a otras jurisdicciones en donde pagan una tasa menor del Impuesto sobre la Renta (ISR) empresarial.

Asimismo, la llamada “economía digital” no estaba contemplada en las leyes de impuestos que fueron creadas, en su mayoría, en el siglo pasado, por lo que los marcos fiscales alrededor del mundo se deben actualizar para cobrar, adecuadamente, los impuestos dentro de dichas plataformas, como el IVA en transacciones y el ISR a aquellos quienes generan ingresos por el uso de éstas.

Por ello, la OCDE espera alcanzar un consenso a finales de este año para gravar a las empresas digitales. En tanto, los países tienen permitido implementar acciones unilaterales, como lo hará México este año.