Los fabricantes de alimentos balanceados y de la nutrición animal reportaron incremento de 3% en la producción en lo que va del año, sin embargo, han enfrentado aumentos de 30% en los precios de la materia prima, como es el maíz y la soya, así como afectación por la inseguridad que prevalece en el país.  

Genaro Bernal, director general del Consejo Nacional de Fabricantes de Alimentos Balanceados y de la Nutrición Animal (Conafab), dijo que en lo que va del año, se han registrado ocho reportes de robo a transportes de carga con materias primas o producto terminado, los cuales han representado una pérdida aproximada de 6 millones de pesos.

Esto, pese a los avances en materia de innovación y calidad, la industria de alimentos balanceados para animales atraviesa una gran problemática que genera pérdidas millonarias.

En conferencia de prensa, Bernal explicó que la demanda de proteína animal inocua y nutritiva, es el mayor reto al que se enfrenta actualmente la industria, principalmente por el aumento en los costos de las materias primas y la escasez global de algunas de ellas.

Precisó que la tonelada de maíz tenía un costo de 4,438 pesos en enero del 2020, y actualmente cuesta 6,768 pesos, lo que representa aumento de 52.5%, respecto al año previo; mientras la soya pasó de 6,963 pesos a 9,198 pesos, en el mismo lapso, que implica aumento de 32 por ciento.

La industria de alimentos balanceados y nutrición animal representa un valor por 12,000 millones de dólares, en la que México ocupa el quinto lugar como productor mundial de alimentos balanceados.

Actualmente, en nuestro país se producen 37.57 millones de toneladas métricas, de las cuales, 95.6% se destinan al sector pecuario, 1.1% al acuícola y 3.3% a mascotas.

Para la fabricación de estos insumos, la industria consume más de 37 millones de toneladas de materias primas, entre las que destacan el maíz amarillo, sorgo, pasta de soya, así como las premezclas vitamínicas y minerales. 

“La nutrición animal es clave para garantizar la seguridad alimentaria humana, al ser una fuente de proteína de calidad para su consumo cotidiano y en ese sentido, la producción de alimentos balanceados para animales juega un papel esencial para para cubrir el perfil nutricional de cada especie productiva, al menor costo del alimento, garantizando la calidad e inocuidad del mismo”, refirió el líder del Conafab.

kg