Hace algunos años que animales como el perro y el gato dejaron de ser inquilinos de azotea para pasar a ser un integrante más de la familia; sin embargo, con esta modificación de dinámica las modalidades alimenticias también cambiaron, esto hoy preocupa a los especialistas veterinarios, pues cada vez se reportan más problemas de salud en ellos; por ejemplo, el hospital de veterinaria de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) estimó en el 2017 que seis de cada 10 mascotas en México sufrieron de sobrepeso y obesidad, también se están presentando problemas en la piel, en el sistema musculoesquelético y en la vista, incluso, aunque aún no está estudiado con detalle, también se habla de muchos problemas de cáncer.

“Las ideas veganas o vegetarianas también están permeando en las mascotas, pero las necesidades de éstas son diferentes a las de los humanos, por ejemplo, el perro está 100% comprobado que procede del lobo, que es un carnívoro, por lo que debe tener ciertos componentes que probablemente el humano lo tome en píldora, pero no sucede así con un animal”, explicó el doctor Isidro Castro Mendoza, académico de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM en entrevista.

Hoy en México existe aproximadamente una población de 30 millones de perros y 9 millones de gatos, de los cuales 43 y 18% respectivamente viven en hogares, sin embargo, 40% no recibe la alimentación adecuada. Para todas estas mascotas es de suma importancia que sus dueños cuenten con información que les permita conocer un manejo adecuado en cuanto a su alimentación, higiene, espacios apropiados, programa de control de enfermedades y de sociabilización. Con este objetivo se presentó el Primer Consenso Para Promover la Nutrición y Salud de las Mascotas en México.

“La idea es orientar al público consumidor y decirles que el animal debe tener una alimentación de acuerdo con su fisiología y origen, que le permita vivir el tiempo genético programado y acompañen al ser humano, además de que los médicos veterinarios sepan recomendar el alimento adecuado (...) Con 46 escuelas registradas en el país, esto debería ser suficiente para que una gran parte de las especies domésticas sea atendida y se comience a difundir una buena alimentación”, expuso.

El especialista recalcó que se requieren alimentos balanceados, con cereales, vitaminas aminoácidos y proteínas, “hasta ahora, los alimentos concentrados son la mejor opción, pues son precisos, rápidos y lo más práctico. Los dueños deben entender que con 365 razas de perros registradas más las cruzas, más el tamaño y su etapa, además, si el perro se usa para guardia, protección, o de compañía, será el tipo de alimento que requiera”. También sugirió no comprar alimento a granel, pues la inocuidad también es importante para el animal.

En este consenso pionero participa un grupo serio de especialistas en el mundo veterinario, así como representantes del Pet Food Institute, la National Renderers Association y el grupo Amascota del Consejo Nacional de Fabricantes de Alimentos Balanceados y de la Nutrición Animal. Todos ellos trabajaron de manera colegiada para ofrecer a la comunidad veterinaria y a la sociedad recomendaciones claras, sencillas, objetivas y precisas acerca de la relación entre la nutrición y la salud en las mascotas.

El decálogo con el que abre este consenso abarca ideas como que las mascotas deben tener un manejo adecuado en cuanto a su alimentación, higiene, espacios apropiados, programas de control de enfermedades y de sociabilización. Que los médicos veterinarios son los únicos que cuentan con las herramientas y conocimientos para brindar un plan de alimentación idóneo para cada tipo de mascota, y que la alimentación en las mascotas deberá basarse en el análisis del qué, cómo, cuánto y para qué como parte del protocolo adecuado para procurar la salud en perros y gatos, entre otros aspectos.