El estímulo que los consumidores de diésel en el país recibirán esta semana se elevará a 19.55% del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), el mayor que ha otorgado la Secretaría de Hacienda desde junio, mientras que el apoyo para la gasolina regular será de 15.3% del IEPS, que es el más alto desde la segunda semana de agosto.

Así, según el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación, el estímulo fiscal para el diésel será de 1.032 pesos por litro, con lo que la cuota disminuida del IEPS que los automovilistas pagarán será de 4.24 y no de 5.28 pesos por litro establecidos en la Ley de Ingresos para este año. En el caso de la gasolina regular, el estímulo será de 0.738 pesos por litro, con una cuota disminuida del IEPS 4.072 pesos por litro. El consumo de gasolina Premium se mantendrá sin estímulos por octava semana consecutiva.

Los aumentos en los estímulos se establecen para contener los incrementos al precio final a los consumidores luego de las alzas en precios de energéticos provocados por la restricción de la oferta del petróleo árabe tras los ataques con drones que se realizaron a plataformas e infraestructura de almacenamiento propiedad de la nacional Saudí Aramco en Arabia Saudita, reivindicados por los simpatizantes iraníes de la rebelión en Yemen.

Y es que el precio spot de las gasolinas regulares aumentó 9.3% en una semana en el hub de la Costa del Golfo estadounidense, llegando a 1.784 dólares por galón, un nivel que no se había observado desde la segunda semana de junio. A la vez, el precio spot del diésel reportado a la Administración de Información Energética de del gobierno de Estados Unidos llegó a 2.014 dólares por galón, con un aumento de 9.4% en una semana.

Con los incrementos en los precios globales, la semana pasada, la mezcla mexicana de exportación llegó a un precio que no se había visto desde noviembre del año pasado, con un promedio de 62.44 dólares por barril y el máximo de 65.8 dólares por barril del 16 de septiembre. Esto implicó un aumento de 11% en una semana, arrastrado por el incremento de los precios spot de productos como el Brent, que en el mismo lapso pasó de 61.25 a 68.42 dólares por barril y del WTI que llegó a 63.1 dólares por barril, con un aumento de 15% en el mismo periodo.

[email protected]