Después de que el presupuesto de Egresos de la Federación para el 2021 representa “un retroceso”, al no destinarse un solo peso a la recuperación económica y en cambio se concentre en proyectos del ejecutivo federal, criticó Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), ahora —dijo— la única herramienta para salir adelante en México es la inversión privada.

Para que eso ocurra es necesario que haya diálogo, se respete el Estado de Derecho, se combata eficazmente la corrupción y no se prohíban sino se regulen mecanismos como la subcontratación, estableció el dirigente del sector patronal del país.

“A nivel federal se requiere un golpe de timón y humildad para reconocer los errores y enmendar el camino. Si el PEF 2021 no lo fue, la inversión privada es ahora la única herramienta posible para salir adelante, generar empleos y crecimiento”, apuntó.

Para el sector productivo de México resulta “alarmante” que no destine un solo peso a la recuperación económica, a estímulos a la creación de empleos o para la protección de las familias que se han quedado sin ingresos a consecuencia de la pandemia. “Esto lo convierte en un presupuesto inercial e insensible”, aseveró.

De Hoyos refirió que el presupuesto de egresos 2021 contempla una caída real del 5.5% en el gasto federalizado con respecto a lo aprobado en 2020,  que si bien se agravó con la pandemia, esta es una tendencia que lleva varios años consolidándose, pues “por cada peso que aportan las entidades, cada vez se les devuelve menos recursos. El resultado será la asfixia de las finanzas públicas locales”, reprobó.