El grupo chino Alibaba, dedicado al comercio en línea, está interesado en operar en México, informó Jack Ma al presidente Enrique Peña Nieto.

Durante una reunión a puerta cerrada en la Residencia Oficial de Los Pinos, el presidente ejecutivo de la empresa asiática y directivos de la misma explicaron que sus plataformas de venta facilitarían a las empresas mexicanas, en especial a las pequeñas y medianas (pymes), llevar sus productos a los mercados de todo el mundo.

Ildefonso Guajardo Villarreal, secretario de Economía, informó en el encuentro que el fideicomiso Proméxico habrá de trabajar para que los productos y servicios mexicanos se incorporen a las plataformas del grupo Alibaba.

A través de un comunicado, la Presidencia de la República destacó que el titular del Ejecutivo federal habló de las ventajas que ofrece México como base de operaciones para el comercio global.

Asimismo, que el mandatario mexicano y los empresarios chinos convinieron en continuar las conversaciones en torno a la importancia de incorporar el comercio y los servicios electrónicos a los acuerdos comerciales de nueva generación.

Grupo Alibaba es un consorcio privado que busca vincular a proveedores chinos con compradores extranjeros. Su valor en el mercado es de más de 242,000 millones de dólares y es la cuarta empresa más importante de tecnología en el mundo.

Por separado, Peña Nieto también sostuvo una reunión con el presidente y director ejecutivo de Mitsui&Co, Tatsuo Yasunaga, quien destacó el potencial de México para su empresa, al ser uno de sus nueve países socios estratégicos, por lo que buscarán fortalecer y ampliar su presencia en el mercado mexicano, en sectores como el energético y de tratamiento de aguas residuales.

Peña Nieto destacó que compañías como Mitsui contribuyen a impulsar el crecimiento de la economía mexicana.

rramos@eleconomista.com.mx