Santiago.- El director general de Aeroméxico, Andrés Conesa, afirmó en la capital chilena que es urgente construir otro aeropuerto en la Ciudad de México pues en dos o tres años más el actual estará saturado por el crecimiento del tráfico.

En entrevista con Notimex, señaló que a finales de esta década en México se aerotransportarán unos 100 millones de pasajeros por año y con la infraestructura actual no nos daremos abasto , por lo cual hay que empezar a trabajar lo más pronto posible .

Conesa dijo que el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México deberá ser la obra de infraestructura más importante de esta década en el país, entonces desde ya hay que empezar a proyectarlo, a diseñarlo, a concursarlo, a licitarlo y a construirlo .

El ejecutivo de Aeroméxico, quien participó en Santiago en la Feria Internacional del Aire y del Espacio (Fidae) –que concluye este domingo- consideró que las dos grandes tareas pendientes de la aviación mexicana son la infraestructura y la regulación del sector.

Dijo que la infraestructura aeroportuaria fue privatizada en los 90 desde una perspectiva fiscal, recaudatoria, sin atender al objetivo de eficiencia, lo que generó aeropuertos caros y saturados, por lo que hay que abaratar costos y ampliar y modernizar las terminales.

Indicó que el 80 por ciento de los retrasos de los vuelos de Aeroméxico se debe en la actualidad a terceros, es decir, a retrasos en la operación aeroportuaria que en nada dependen de las aerolíneas.

Nosotros, que tuvimos un gran año en 2011, tuvimos márgenes (de utilidad sobre las ventas) de 5.0 y 6.0 por ciento, igual que otras aerolíneas, y los aeropuertos tienen márgenes del 25.0 y el 30.0 por ciento , comentó, y dijo que los costos aeroportuarios deben bajar.

De acuerdo con Conesa, la infraestructura es un asunto de políticas públicas que debe ser abordado desde esa perspectiva, porque cuando fueron privatizados los aeropuertos mexicanos, hace 15 años, se transportaban 32 millones de pasajeros al año y hoy son 50 millones.

Mencionó que otro tema a resolver con urgencia en el sector es el regulatorio, pues las normas deben adaptarse a las nuevas condiciones de la aviación y las que existen ahora facilita que si una aerolínea está en problemas se pierdan activos humanos (empleos) y físicos.

Eso tiene que cambiar, tiene que haber cambios a la ley de concurso mercantil, a la forma en que se asignan los slots (horarios de despegues y aterrizajes), las rutas, las posiciones en aeropuertos, porque eso es lo que hace atractiva a una aerolínea , dijo.

Agregó que todos los cambios deben ir encaminados a facilitar la restructuración de aerolíneas en problemas y que haya mecanismos eficientes y ágiles para resolverlos sin poner en riesgo empleos y flotas que se echan a perder.

Entonces esa es la tarea regulatoria más importante, el diagnóstico está hecho, pero hay que concretar los cambios , señaló Conesa, sin querer calificar como un caso ilustrativo la quiebra de Mexicana.

Siempre habrá aerolíneas en problemas, como hay restaurantes e industrias, pero independientemente de las causas que lleven a las aerolíneas a esos problemas, se necesitan mecanismos para resolverlos de una manera ordenada , agregó.

Al referirse a la reactivación de Mexicana, aerolínea que se encuentra sin operar desde hace más de año y medio por insolvencia y que podría comenzar a funcionar con otro grupo económico, señaló que si se suma al mercado será un competidor más .

Comentó que, en ese sentido, nosotros estamos enfocados en Aeroméxico, Mexicana no nos compete, y estamos operando en un mercado muy competitivo y la competencia es muy buena para el desarrollo de las empresas, es un incentivo para ser mejores .

Conesa participó el jueves pasado en la Fidae en una conferencia sobre la aviación latinoamericana en la que también intervinieron los presidentes de las aerolíneas LAN, Enrique Cueto; de Copa Airlines, Pedro Heilbron, y de Avianca-Taca, Germán Efromovich.

klm