El director de Aeromar, Danilo Correa, afirmó que a la fecha no existe ninguna conversación con el gobierno federal para ser la aerolínea del Bienestar, aunque no descarta esa posibilidad y están enfocados en resolver su situación financiera.

"Agradezco la publicidad gratuita que se está haciendo al respecto", dijo durante el lanzamiento de un proyecto de conectividad en la región del Mundo Maya que lidera la línea aérea con la coordinación de la Secretaría de Turismo.

El directivo manifestó que enfrentan un momento complicado financieramente, el cual se agravó por la pandemia del Covid-19, pero que están trabajando para salir adelante.

Incluso, ya están negociando con inversionistas para concretar una inyección de capital el próximo año.

De acuerdo con Correa, en la empresa no se descarta la opción de ser la línea aérea que impulse el gobierno mexicano con una suerte de cooperativa integrada con trabajadores, porque comparten la idea de ser un motor económico.

Al preguntarle si su situación ponía en riesgo el plan de conectividad con el Mundo Maya (dónde participan México, El Salvador, Guatemala, Honduras y Belice), respondió que no y, por el contrario, genera fortaleza porque habrá ventas e ingresos.

De enero a agosto pasado, Aeromar transportó a 301,100 pasajeros, cifra 33% superior a la observada durante el mismo período del 2020, pero 41.9% por debajo de los 518,013 personas que se transportaron durante los ocho primeros meses del 2019, año previo a la pandemia de Covid-19.

En términos de participación de mercado, Aeromar se ha agenciado 0.6% este año; antes de la pandemia acumulaba 0.8 por ciento.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx