Las autoridades aduaneras denunciaron la práctica de “huachicol fiscal” en las importaciones de hidrocarburos, en donde se declaraba el ingreso de aceite cuando era gasolina y diésel; y ahora derivado de la contención de las pipas se ha permitido el incremento de 53% en la captación del Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS), así como del Impuesto al Valor Agregado.

Así lo destacó Ricardo Ahued, administrador general de Aduanas del Servicio de Administración Tributaria, quien agregó que en México, al ser un gran importador de combustibles, se estaba falseando información para pagar un menor arancel y evadir impuestos, en la frontera norte, principalmente.

“Es el huachicoleo fiscal en las aduanas de diésel y gasolina que no se pueden permitir”, y que ya se está frenando.

En entrevista en el marco del Día Nacional de Combate al Contrabando y Delitos de Autor, organizado por la Concamin y la Canacintra, al funcionario se le cuestionó sobre el número de reportes detectados por pipas de hidrocarburos, a lo que respondió: “Son muchos. Nosotros tenemos en la tarjeta la documentación de importación, dónde cambiaban aranceles para que pagaran aceite por diésel y gasolina. Y esto ha permitido la contención fiscal”.

El funcionario advirtió que con la política de cero corrupción e impunidad implementada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, este tipo de prácticas de evasión “no se van a permitir”, que si bien hay un mayor tráfico de productos en las aduanas, este tipo de delitos sí lesionan en gran medida a la hacienda federal, porque son ingresos importantes del IEPS.

El administrador en las aduanas sostuvo que también se revisa que cuando lleguen las pipas, no salgan por una puerta de emergencia, que luego hay, y que salgan los hidrocarburos sin que pase ni siquiera un arancel.

Ante la nueva modalidad de importación masiva de hidrocarburos tanto de diésel como gasolina, “tendremos que modernizar las instalaciones con equipo que nos alerte de inmediato”.