Durante el noveno mes del 2020, el nivel de actividad industrial en México no tuvo ninguna variación; se mantuvo exactamente en el mismo rango que el mes previo. 

Esta situación refleja un estancamiento en el proceso de reactivación, después de haber registrado crecimientos importantes en los meses previos.

La pérdida de ritmo de las actividades industriales en el país influye de manera importante en la economía nacional, debido a que este rubro ha sido el motor principal de la reactivación, muy por encima de las actividades terciarias.

De acuerdo con cifras del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), el nivel de actividad industrial apenas pasó de 94.3 a 94.4 puntos de agosto a septiembre; además del estancamiento todavía se mantiene por niveles significativamente bajos respecto de los previos a la pandemia y también por debajo del umbral mínimo de 100 puntos. 

En el análisis interanual se observó una caída de 7.5% en el nivel de actividad industrial en México. El mismo mes del 2019 la actividad industrial se ubicaba en un rango de 102.0 puntos. 

Dentro de las actividades secundarias que componen la industria nacional, las industrias minera y constructora son las más afectadas y se mantienen en niveles inferiores a los 100 puntos. Aún siento más dinámicas, la industria de la electricidad, agua y gas y las manufacturas también han perdido ritmo en sus niveles de actividad como consecuencia de la pandemia Covid-19.

Durante septiembre se registró una caída de 5.6% en el nivel de actividad de las empresas constructoras en relación con el nivel de agosto; también se contrajo 3.1% la actividad de las generadoras y suministradoras de luz, agua y gas.

Por su parte, las manufacturas incrementaron 2.4% su actividad y la minería creció apenas 0.2 por ciento. 

En sus comparaciones anuales todos los sectores de la industria mantienen números negativos. 

Los rebrotes de casos confirmados de Covid-19 y el aumento de hospitalizaciones en algunos estados del país en los últimos días podría impactar de manera negativa a la industria durante los próximos meses. Al corte de los primeros días de noviembre ya son varios los estados que han impuesto nuevas restricciones sanitarias para contener la pandemia.