Productores de acero de Canadá, Estados Unidos y México demandaron a sus respectivos gobiernos asegurar que las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) incluyan principios clave, que den lugar a un incremento del consumo de acero en la región, a un aumento del comercio regional (intra-TLCAN) y eleven su participación de mercado para los productores del acuerdo.

Mediante un comunicado, la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero de México (Canacero) informó que seis asociaciones del sector de los tres países enviaron una declaración conjunta a sus gobiernos. Además de la Canacero, las cinco asociaciones restantes son: el Instituto del Hierro y del Acero de Estados Unidos, la Asociación de Fabricantes de Acero, la Asociación de Productores de Acero de Canadá, la Industria de Aceros Especiales de América del Norte y el Comité sobre Importaciones de Productos Tubulares.

En dicha declaración conjunta los representantes de la industria del acero destacaron que la modernización del TLCAN debe incluir los siguientes puntos: reforzar las reglas de origen e incrementar el valor de contenido regional; fomentar la cooperación y coordinación en acciones para el control del comercio desleal y establecer rigurosas disciplinas monetarias

Pidieron establecer disciplinas de mercado sobre las empresas estatales y, por último, mejorar el funcionamiento y coordinación de los procedimientos aduaneros y la infraestructura fronteriza.

El TLCAN ha proporcionado beneficios significativos a las industrias siderúrgicas de Estados Unidos, México y Canadá. Esto se ha dado como resultado del fortalecimiento de las cadenas de valor del sector manufacturero de Norteamérica, especialmente en clientes importantes como lo es la industria automotriz , coincidieron las asociaciones. Enfatizaron que el tratado también ha contribuido a incrementar las exportaciones e inversiones y ayudado a que la industria siderúrgica se mantenga globalmente competitiva.

Si bien consideramos al TLCAN como un acuerdo exitoso, después de 23 años, podemos modernizarlo y fortalecerlo , concluyeron.

empresas@eleconomista.mx