AT&T obtuvo la autorización para fusionarse con Time Warner, luego de que un juez federal diera el visto bueno a la operación aun cuando el gobierno del presidente Donald Trump buscó por todos los medios frenarla. Esta acción sienta un precedente para futuras concentraciones.

La compañía espera que la fusión esté consumada a más tardar el próximo 20 de junio.

David McAtee, Consejero General de AT&T dijo: “Nos complace que después de llevar a cabo un juicio completo y justo sobre los méritos del caso, la Corte haya rechazado categóricamente la demanda impuesta por el gobierno para impedir nuestra fusión con Time Warner.

Dijo que la firma estadounidense espera cerrar la transacción, el 20 de junio o antes, para comenzar a ofrecer a sus usuarios entretenimiento en video, que sea más accesible, móvil e innovador. 

El juicio estuvo a cargo del magistrado Richard Leon en el Distrito de Columbia y duró seis semanas., aunque la batalla legal está desde noviembre pasado cuando el Departamento de Justicia de Estados Unidos propuso bloquear la operación.

En octubre de 2016, AT&T logró un acuerdo para adquirir a Time Warner, en una transacción que ascendería a 85,400 millones de dólares, haciéndola la adquisición corporativa más costosa de ese año y una de las mayores en años recientes. 

La integración dará lugar a un gigante internacional de la creación de contenidos y la distribución de los mismos, por lo que debía ser minuciosamente escrutada por las autoridades antimonopolios.

La transacción estaba sujeta a la aprobación de los accionistas de Time Warner y a una revisión por parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos. 

Time Warner es líder en la creación de contenidos premium, cuenta con el estudio de cine y televisión más grande del mundo y una biblioteca incomparable de contenido de entretenimiento; Mientras que, AT&T tiene distribución directa al cliente, a través de televisión, dispositivos móviles y banda ancha en Estados Unidos, así como móvil en México y televisión en América Latina.

En su momento, Randall Spephenson, presidente y director general (CEO) de AT&T dijo: tendremos los mejores contenidos premium con las redes necesarias para entregarlos en cada dispositivo. Uno de los principales problemas para los clientes es pagar el contenido una sola vez y luego no poder tener acceso en cualquier dispositivo, en cualquier lugar”.