El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo el miércoles que le parece bien que los trabajadores tengan más derechos y escojan libremente sus representantes sindicales, al ser consultado sobre un conflicto laboral en una planta del fabricante de automóviles General Motors en el país.

Autoridades mexicanas ordenaron el martes al sindicato de General Motors en Silao, en el estado Guanajuato, repetir una votación tras la presión ejercida por legisladores estadounidenses para que la empresa aborde supuestos abusos que podrían violar el nuevo tratado comercial de América del Norte T-MEC.