Esta semana se dio a conocer que los gobiernos de Estados Unidos y de México habían llegado a un acuerdo con respecto al conflicto que existe entre la industria azucarera mexicana y la industria estadounidense. Sin embargo, esta misma semana el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Azucarera y Alcoholera, Juan Cortina Gallardo, explicó que la investigación en contra de la industria estadounidense de la fructosa estadounidense no se detendrá con el acuerdo al que se llegó.

Con el nuevo acuerdo de suspensión de los aranceles complementarios que Estados Unidos había impuesto a las importaciones de azúcar desde México la cantidad de azúcar refinada que México enviaría a Estados Unidos bajo un nuevo acuerdo azucarero sería del 30% de su cupo autorizado por ciclo, lo que contrasta con el 53% que se podía exportar antes del acuerdo.

Prácticamente la totalidad de las exportaciones de azúcar que salen de México van a parar a Estados Unidos, por lo que a raíz del conflicto, que surgió en el 2014, cuando en enero alcanzaron su mayor nivel histórico de más de 175 millones de dólares, pasaron a un nivel de poco más de 39 millones de dólares en lo que va del 2017. Para entender el conflicto azucarero entre México y Estados Unidos, aquí están siete claves:

1. Refinadores en Estados Unidos se quejan por dumping

En abril del 2014, dos compañías de la industria azucarera estadounidense pidieron a las autoridades de su país que investigaran las importaciones de azúcar proveniente de México, debido a que consideraban que ésta estaba subsidiada por el gobierno mexicano, por lo que tenía un menor costo de producción. Los demandantes pidieron que Estados Unidos impusiera cuotas antidumping al azúcar mexicana. El azúcar no refinada tendría un arancel de 62.44%, y la refinada, de 44.88 por ciento, lo que haría prácticamente imposibles las exportaciones hacia aquel país.

Según información de Alejandro Morales de El Economista, la senadora estadounidense Mary L. Landrieu expuso en una carta dirigida a la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos que el azúcar mexicana ingresa este país con subsidios y con prácticas de dumping.

2. Arancel estadounidense sobre azúcar mexicana

Después de la petición de la industria azucarera, las autoridades estadounidenses fijaron aranceles a las importaciones de este edulcorante provenientes de México. Según información de María del Pilar Martínez de El Economista, en agosto del 2014, autoridades de la Comisión de Comercio de Estados Unidos decidieron establecer cuotas compensatorias a las exportaciones de azúcar mexicana, con el objetivo de equilibrar los supuestos subsidios con que cuenta el azúcar de México. Los más afectados por esta decisión fueron los ingenios azucareros administrados por el gobierno mexicano, a los que se estableció un arancel de más de 17 por ciento. La industria azucarera esperaba en ese entonces que el los gobiernos de ambos países llegaran a un acuerdo con el que suspendiera esta medida.

3. México busca acuerdo de suspensión

Un mes después, en septiembre del 2014, el gobierno mexicano rechazó el que Estados Unidos le haya impuesto aranceles al azúcar que importa desde México, debido a que violaba lo establecido en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En este contexto, el secretario de Economía del gobierno mexicano, Ildefonso Guajardo Villarreal dijo que México interpondría antes Estados Unidos una petición para que se llegara a un acuerdo de suspensión de la medida.

Pero, según información de la agencia Reuters, para lograr el acuerdo Estados Unidos tendría que retirar la demanda por dumping contra las importaciones de azúcar en aquel país. El acuerdo al que ambos países querían llegar tendría por objeto establecer límites a las exportaciones de azúcar desde México a Estados Unidos. El gobierno mexicano le advirtió a su homólogo estadounidense que en caso de que no llegaran a un acuerdo, México enviaría el caso a instancias internacionales.

4. EU pone límite a exportaciones

En octubre del 2014, las autoridades mexicanas y estadounidenses llegaron a un acuerdo que implicaba el pasar del libre tránsito de azúcar a Estados Unidos, como se dispuso en el TLCAN, al establecimiento de restricciones a las exportaciones del edulcorante hacia el país del norte. El acuerdo incluía precios mínimos, limitantes al producto refinado y acotaciones para ciertas épocas del año, según información de Roberto Morales de El Economista. El convenio obliga a que los productores mexicanos vendan a un mínimo de 0.2357 dólares la libra de azúcar refinada y a 0.2075 dólares el azúcar sin refinar , dijo Morales.

Sin embargo, contrario a las peticiones de los trabajadores azucareros, la fructosa de Estados Unidos no tuvo obstáculos adicionales en el comercio bilateral y hasta el momento, goza de la liberalización pactada en el TLCAN. Además, pese a que la fecha para la firma de este acuerdo de suspensión era el 26 de noviembre, los productores de azúcar de Estados Unidos aún no estaban conformes con los puntos acordados, por lo que la firma del acuerdo no ocurrió sino hasta el 19 de diciembre del 2014.

5. EU suspende aranceles al azúcar

En diciembre del 2014, el gobierno de Estados Unidos decidió suspender los aranceles que le había impuesto a las exportaciones de azúcar proveniente de México, como resultado de las negociaciones entre los gobiernos de ambos países por el conflicto que inició cuando empresarios azucareros estadounidenses denunciaron ante autoridades de su país por supuestas prácticas de dumping>/em> por parte de la industria azucarera mexicana. Un mes después, en enero del 2015, la Secretaría de Economía anunció nuevas regulaciones para las exportaciones de azúcar de México a Estados Unidos.

Según información de Roberto Morales de El Economista, el monto final de exportación de azúcar de México a Estados Unidos, al cual se le denominó cupo de exportación, será determinado por una fórmula que incluye los excedentes de México y las necesidades de Estados Unidos de ese producto, mismo que comenzó a difundirse en el Diario Oficial de la Federación en los meses de julio, septiembre, diciembre y marzo del 2015. Esta medida redujo significativamente las exportaciones de azúcar al vecino del norte, lo que implicó una reducción de 31.7% en ventas durante la zafra 2014-2015 en comparación con ell año anterior.

6. EU recomienda nueva suspensión del acuerdo

En febrero del 2015, apenas un mes después de la firma del acuerdo entre los gobiernos de México y Estados Unidos sobre las exportaciones de azúcar hacia el país vecino del norte, las autoridades estadounidenses afirmaron que lo mejor sería la suspensión del acuerdo con el que se establecieron límites a las exportaciones del edulcorante. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos ve la suspensión de un acuerdo por azúcar como el mejor resultado posible en una disputa comercial que ha afectado el mercado de América del Norte e impactado el flujo comercial del endulzante , expresó la agencia Reuters. La agencia de noticias reportó que el acuerdo que México había alcanzado con Estados Unidos tampoco era el deseado por el gobierno mexicano, pero que era mejor mantenerlo que seguir enfrentando el conflicto comercial.

7. Estados Unidos reanuda investigación

En abril del 2015, a pesar de que un mes antes el gobierno estadounidense había desechado las impugnaciones hechas por compañías azucareras en Estados Unidos contra el acuerdo de exportación del edulcorante entre ambos países, el Departamento de Comercio de Estados Unidos comentó que reanudaría sus investigaciones antidumping y de medidas compensatorias sobre las importaciones de azúcar provenientes desde México.

En septiembre del mismo año, la institución gubernamental estadounidense confirmó que el azúcar mexicana había sido subsidiada y vendida a un precio menor al del mercado, de acuerdo con la investigación que había realizado. Según la agencia Reuters, la decisión final del Departamento de Comercio indicó que el azúcar mexicano había sido vendida a niveles de 40.48 a 42.14% frente a la decisión de octubre del 2014 de márgenes dumping de 39.54 a 47.26 por ciento.

8. Inicia nuevo conflicto

A partir del resultado de la investigación hecha por el Departamento de Comercio estadounidense, Estados Unidos dijo que acotaría aun más las importaciones de azúcar proveniente de México en función del tipo de refinación final a la que sea sometida . De acuerdo con fuentes ligadas a la negociación, sólo empresas estadounidenses que utilizan ciertas técnicas de refinación podrían comprar el azúcar originaria de México, según información de Alejandro Morales de El Economista.

Sin embargo, el secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, comentó que ante esta intención de la industria azucarera y del gobierno estadounidense de restringir más la entrada del producto mexicano, México no renegociaría el acuerdo de cupos de exportación al que habían llegado ambos gobiernos en diciembre del 2014. Además, el presidente de la Unión Nacional de Cañeros, Carlos Blackaller, afirmó que en sentido contrario, México no ha limitado la importación de fructuosa que llega al país, a pesar de que ésta tiene un precio 50% menor al que se fija en Estados Unidos.

9. México cancela permisos de exportación a EU

En marzo de este año, a raíz del cese de negociaciones respecto del conflicto azucarero entre México y Estados Unidos, el gobierno mexicano canceló los permisos vigentes de exportación del edulcorante a Estados Unidos para evitar sanciones ante una absurda interpretación de convenios que regulan el comercio de edulcorantes entre ambos países, de acuerdo con la agencia Reuters. A raíz de esto, un barco que cargaba entre 20,000 y 30,000 toneladas de azúcar cruda quedó en puerto mexicano. En este sentido, la cámara de la industria azucarera de México dijo que si Estados Unidos imponía más cuotas a la entrada del azúcar mexicana pedirá frenar la entrada de fructosa estadounidense al país.

11. Nuevo acuerdo entre ambos países

El 4 de junio pasado fue el último día para que los gobiernos de Estados Unidos y de México llegaran a un acuerdo con respecto a las exportaciones mexicanas de azúcar a Estados Unidos, las cuales impactan alrededor de 930,000 empleos directos en México, de acuerdo con datos de la Secretaría de Agricultura. De acuerdo con información de Roberto Morales de El Economista, el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, se reunieron para poder llegar a un acuerdo bilateral.

Después de la reunión, Ildefonso Guajardo, anunció que la cantidad de azúcar refinada que México puede enviar a Estados Unidos bajo el nuevo acuerdo es de 30% de su cupo autorizado por ciclo. Esto representa una reducción de más de 20% con respecto al 53% del cupo que se había establecido en el acuerdo de suspensión del 2014.

12. A México no le gusta

El pasado 7 de junio, el presidente de la Unión de Cañeros del país, Carlos Blackaller, dijo que México enviará azúcar de menor calidad a Estados Unidos, debido a las reglas mucho más estrictas del nuevo acuerdo de suspensión al que llegaron ambos países este año, según información de María del Pilar Martínez. A partir de la firma de este último acuerdo, en el que, según el secretario de Comercio de Estados Unidos, México cedió a todas las peticiones del gobierno estadounidense, México aceptó castigos inmediatos por parte de Estados Unidos si no cumple con los nuevos acuerdos de suspensión firmados este martes entre ambos sobre las exportaciones mexicanas de azúcar al mercado estadounidense, que se mantendrán sin aranceles , según Roberto Morales de El Economista.

Además, Juan Cortina Gallardo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Azucarera y Alcoholera (CNIAAA), indicó que la investigación por la venta de fructosa a un precio menor al que se vende en Estados Unidos, es decir, por un efecto dumping, no se frenará una vez que se llegó a un acuerdo con respecto a las exportaciones de azúcar hacia aquel país. El directivo dijo que con este nuevo acuerdo se le resta competitividad a la industria nacional.

[email protected]