El Servicio de Administración Tributaria (SAT) tiene como objetivo adherir al nuevo Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) a 13.2 millones de personas que hoy están en la economía informal legal y anunció que ajustará las reglas para que pensionados y asalariados con pequeños negocios puedan tributar en dicho esquema.

Sin embargo, el SAT advirtió que con ello no se pretende sacar importantes ingresos. No estamos buscando que quien hoy esté en la economía informal le dé una vuelta a la recaudación. Ese es un pensamiento irreal, es una falacia , consideró el jefe del SAT, Aristóteles Núñez, durante la segunda ronda de la Jornada sobre la reforma fiscal.

Pero lamentó que no se puede pensar en un México moderno, donde 60% de la población económicamente activa esté inmerso en la economía informal, del cual 85% reciba menos de tres veces el salario mínimo.

Mientras tanto, el consejero de la Cámara de Comercio en la ciudad de Guadalajara, Víctor Tapia, pidió que también se considere a los informales que realizan operaciones fuera de la ley, porque de lo contrario estarán compitiendo en desventaja y con mayores cargas administrativas. Tenemos que identificar aspectos importantes en la informalidad en donde conviven las actividades legales y las ilícitas, en las que se involucran mercancías de origen dudoso como el contrabando y la piratería, con los que se tiene competencia desleal al entrar al régimen de incorporación . Consideró que se deben buscar fórmulas para resolver esa situación y evitar que se perciba una zanahoria apetitosa en la que se vaya uno a encontrar con una trampa .

El presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), Luis González, dijo que no se debe permitir que los ilegales sean incorporados. Debe enfrentarse de otra forma y no sólo cobrando impuestos.

La líder del RIF en el SAT, Patricia Delgado, adelantó que se dará mayor claridad a las reglas para que los asalariados con negocios pequeños o pensionados puedan incorporarse.

Aristóteles Núñez rechazó que los nuevos repecos tendrán más costos por carga administrativa. El único gasto que tienen es por pagarle a un contador y no lo van a necesitar, pero el Presidente del IMCP recomendó asesorarse con un profesional para cumplir, mas no evadir.

FUE DEMANDA DE LA IP

Una de las inconformidades del sector empresarial con la reforma fiscal fue que no se ampliaba la base gravable, lo que el gobierno federal rechaza a partir del RIF.

leonor.flores@eleconomista.mx