La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda bloqueó las cuentas de Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), y de Altos Hornos de México (AHMSA), tras identificar en el sistema financiero nacional e internacional múltiples operaciones con recursos que presuntamente no proceden de actividades lícitas y que posiblemente sean resultado de actos de corrupción.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, AHMSA afirmó que la medida “obstaculiza la continuidad operativa de esta empresa siderúrgica”.

Indicó que con esta acción de la UIF se daña a los accionistas, a más de 20,000 trabajadores, miles de proveedores, clientes y terceros que integran la cadena industrial, con los que la compañía tiene relación de negocios, lo que pone en riesgo la estabilidad económica de Coahuila y de otras zonas donde su actividad influye.

En el comunicado se afirma que, por instrucciones de la UIF, “indebidamente se congelaron las cuentas bancarias con las que opera AHMSA”.

El documento no precisa la razón del congelamiento. Se presume que esta acción estaría relacionada con la investigación que se le realiza al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, por ser acusado de presuntamente participar en el caso Odebrecht, uno de los escándalos de corrupción más sonados en América Latina.

En la administración anterior, cuando Lozoya era director de Pemex, Alonso Ancira, dueño de AHMSA, y su socio Xavier Autrey vendieron a la empresa productiva del Estado Agro Nitrogenados.

Sin embargo, fue la Auditoría Superior de la Federación la que reveló que era chatarra 60% de la planta de fertilizantes Agro Nitrogenados, que adquirió Pemex en 442 millones de dólares.

Investigación a Lozoya

La semana pasada,el titular de la UIF, Santiago Nieto, informó que, en el ámbito de sus facultades, actuaría respecto a la investigación que se le realiza a Lozoya y su presunta participación en el escándalo de corrupción de Odebrecht. Asimismo, la Secretaría de la Función Pública los inhabilitó por 10 años.

Por su parte, AHMSA informó que activaría los mecanismos de defensa disponibles para salvaguardar sus derechos. Se mostró dispuesta a aclarar ante las autoridades cualquier hecho que haya dado origen a un acto de la autoridad, que consideró “violatorio de las mismas garantías legales”.

Hacienda respondió que la UIF actúa en todo momento conforme a derecho, sin pretender en ningún escenario dañar a los trabajadores de AHMSA, por lo que “las cuentas de los trabajadores se descongelarán” este martes, cuando se promueva la garantía de audiencia.

“Se destaca que tanto el sujeto de referencia (Emilio Lozoya) como la empresa señalada tienen expedito su derecho de garantía de audiencia y defensa, particularmente para hacer valer, en términos de la legislación aplicable, los derechos laborales de sus trabajadores, accionistas y/o proveedores ante la propia UIF”, explicó la SHCP.