Los miembros del muy selecto club de los 300 superricos en Suiza, entre los que figuran la cantante Tina Turner, los herederos Gucci y el tenista Roger Federer, aumentaron aún más su fortuna en el 2015, pese a los sobresaltos bursátiles, según un estudio anual de la revista suiza Bilanz.

Esta revista calculó que aumentaron su fortuna global en 6,000 millones de francos suizos (5,500 millones de euros, 5,900 millones de dólares) para llegar a la suma récord de 595,000 millones de francos suizos (547,000 millones de euros, 581,000 millones de dólares).

En promedio, cada uno de los 300 superricos residentes en Suiza tiene una fortuna de 2,000 millones de francos suizos, pese a la inestabilidad de la Bolsa, la caída de los precios de las materias primas, la recesión de países como Rusia, Brasil y Japón, y el desacelerado crecimiento de China.

El 2014 había sido un año aún mejor para los 300 miembros del club, pues su fortuna global se había incrementado en total 25,000 millones de francos suizos.

Bilanz también detalló que los activos de los 10 más ricos en Suiza han estado aumentando desde hace algún tiempo y en el 2015 se ubican en 180,000 millones de francos, lo cual representa un promedio de 18,000 millones por cada nombre .

De este pequeño grupo de 10 personas sobresale el nombre de Jorge Lemann, cuya fuente de riqueza, de acuerdo con la revista, se llama AB InBev, una empresa multinacional fabricante de cerveza.

De acuerdo con el diario El País, entre los nuevos integrantes de la lista de los 300 más ricos destaca el nombre de Paulo Coelho. El autor brasileño radicado en Ginebra posee una fortuna estimada entre 370 y 415 millones de euros. El arquitecto español Santiago Calatrava también forma parte del listado, al contar con un patrimonio formado por 140 millones de euros.

La familia Kamprad, dueña de Ikea, una firma sueca de muebles, se posicionó en lo más alto del ranking, con una fortuna de 4,200 millones de euros.