El alza de las tasas de interés en las economías avanzadas podría causar problemas a los países que están registrando una recuperación más lenta tras el choque del Covid-19, advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI).

De acuerdo con el consejero financiero y director de Asuntos Monetarios y Mercados Financieros del organismo, Tobias Adrian, los mercados emergentes tienen importantes necesidades de financiamiento externo y son los países que enfrentan los mayores desafíos en la recuperación con el alza mundial de tasas.

“La desincronización de los retiros de estímulos monetarios, impulsada por la recuperación divergente de las economías, pondría en riesgo la estabilidad financiera mundial”, destacó en la conferencia de prensa donde presentaron el “Global Financial Stability Report”.

El subdirector del departamento de asuntos monetarios y de capital del FMI, Fabio Natalucci, matizó que cada autoridad debe responder a las necesidades de su economía.

Comentó que “una rápida y persistente alza de tasas reales podría alimentar el riesgo en los precios mundiales que endurecería aún más las condiciones financieras afectadas por el el aumento de la curva de rendimiento de Estados Unidos”.

Muchos emergentes han acudido al mercado el año pasado y ahora enfrentan  obligaciones que podrían estar en riesgo si se presenta un aumento en la inflación doméstica.

ymorales@eleconomista.com.mx