Bali, Indonesia. La economía mundial perderá vigor durante el próximo año, admite el Fondo Monetario Internacional (FMI). El crecimiento que conseguirá el Producto Interno Bruto (PIB) mundial este y el año entrante, será de 3.7% respectivamente. Un pronóstico que es dos décimas inferior a 3.9% que habían divulgado en julio.

El deterioro en las expectativas refleja los efectos negativos de las medidas proteccionistas en la actividad mundial y en la inversión. Y muestra la desaceleración de las economías emergentes, afectadas por el endurecimiento de las condiciones financieras del globo.

El motor del crecimiento mundial estará en los mercados emergentes, donde India será responsable del mayor desempeño, al llevar su tasa de expansión a 7.4% el año entrante, que reporta una reducción desde 7.5% previo.

Debajo de ella, China se anotará una expansión de 6.2% a tasa anual, desde 6.4% previo, que confirmará su cuarto año consecutivo en desaceleración.

En el mundo de las economías avanzadas, que en conjunto conseguirán un crecimiento de 2.1% el año entrante, desde 2.2% previo, será Estados Unidos el más dinámico, con una expansión anual de 2.5 por ciento. Este pronóstico que sin embargo incorpora un recorte respecto del de julio, que era dos décimas superior al actual.

La eurozona tendrá una expansión similar a las del año en curso, de 1.9%; siendo la más dinámica de sus economías, España, cuya tasa del PIB está estimada en 2.2% se mantuvo.

La tercera economía avanzada del planeta, Japón, registrará una desaceleración que llevará al PIB a su nivel más bajo en cuatro años, con una tasa de apenas 0.9%, pronóstico que se mantuvo.

BRICS, sus claroscuros 

Entre los emergentes, los más avanzados que están identificados con el acrónico BRICS, también sufrieron recortes en sus expectativas.

Brasil, en el foco de la incertidumbre ante el cambio de gobierno, y con la corrupción como ancla, esperan una expansión de 2.4% para el año entrante, que dista en una décima la prevista en julio.

Rusia que tendrá una expansión de 1.8% en el 2019, que es tres décimas superior al de julio de 1.5%, India y su motor de crecimiento mundial que solo el año entrante será de una expansión de 7.5%, el cual mantuvo sin cambio.

América Latina y sus recesiones 

En la región de América Latina, el FMI ve dos contracciones importantes que motivaron sin más el recorte de expectativas para la región: la de Argentina, estimada en 1.6% para el año entrante. Y la de Venezuela, cuya contracción será de 5% el año entrante.

Entre los países de la región, es Paraguay quien registrará la mayor expansión de 3.6 por ciento.

Le sigue Uruguay, con una expansión de 6.2%, que es el doble de la alcanzada por ellos mismos un año antes, de 3.2 por ciento.

Las amenazas del proteccionismo y la escalada de tensión financiera ante el endurecimiento de las condiciones monetarias de Estados Unidos son los principales factores de riesgo identificados por el FMI.

[email protected]