El endeudamiento acelerado de las entidades federativas y los municipios representa un riesgo para las finanzas públicas del país, por lo que urge frenar su crecimiento a través del fortalecimiento de los mecanismos de transparencia de todos los pasivos financieros, afirmó Juan Manuel Portal Martínez.

Al entregar a la Cámara de Diputados el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2010 , el titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) explicó que además del saldo de la deuda pública local, que al 2011 superó 390,000 millones de pesos, existen pasivos relacionados con las obligaciones financieras de corto plazo y las contingencias de los sistemas de pensiones y las Asociaciones Público-Privadas.

Se deben aplicar reformas legales e institucionales, así como mejorar la coordinación hacendaria intergubernamental, para fortalecer los ingresos, racionalizar el gasto y abatir el déficit y el endeudamiento , precisó.

SE DEBE APROBAR REFORMAS

Llamó al Congreso a aprobar las reformas pendientes por las que se pretende instrumentar el Sistema Nacional de Fiscalización, puesto que de ese modo se logrará una revisión más efectiva, con el concierto de las auditorías superiores estatales .

De acuerdo con referido informe, es prioritario fortalecer los mecanismos institucionales para transparentar la deuda pública local y el resto de los pasivos financieros, debido a que representan un riesgo para la sostenibilidad del servicio de la deuda, además de que implican severas restricciones a las finanzas públicas.

Se considera importante también evaluar el nivel de endeudamiento público local en el marco de la situación financiera, con el objetivo de aplicar medidas de prudencia y responsabilidad hacendaria.

Entre el 2009 y el 2010, refiere el reporte, el endeudamiento público local se incrementó en parte por la disminución de los ingresos respecto del nivel que alcanzaron en el 2008, como resultado de los efectos de la crisis financiera.

rramos@eleconomista.com.mx