La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estará evaluando la posibilidad de mantener el estímulo fiscal a los combustibles a lo largo del año para suavizar el impacto que puedan tener los precios finales de la gasolina y el diesel por la volatilidad en el tipo de cambio y posibles incrementos en el precio internacional del petróleo.

En entrevista, Eduardo Camero, titular de la Unidad de Ingresos no Tributarios de Hacienda, aseguró que mientras se cuente con los excedentes suficientes que no incurran en un impacto en las finanzas públicas del país, la dependencia seguirá interviniendo sobre los precios máximos de los combustibles para mitigar el impacto de los costos reales del crudo y el alza en el tipo de cambio.

Indicó que a lo largo del año se mantendrá la fórmula que se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 27 de diciembre del 2016, donde el precio de referencia es el promedio que se obtiene de los precios de las gasolinas Unleaded, USGC, Houston y Waterborne, los cuales son publicados por Platts US MarketScan. Y, en el tipo de cambio, se considerará el spot de un día antes, pues a partir del 18 de febrero las revisiones serán a diario.

Cabe mencionar que el alcance de esta intervención está acotada a medida que se liberalice el precio de las gasolinas en el país. La última en liberalizar es la zona centro, prevista para el próximo 30 de noviembre.

¿No están haciendo más complicado el proceso de liberación con este subsidio o estímulo fiscal que están otorgando? ¿No prevén que se inhiban las inversiones con estas intervenciones?

Lo que se anunció el viernes pasado es consistente con lo que habíamos hecho en enero; pero, con el complicado entorno, la única alternativa que teníamos era influir en los precios máximos de la gasolina a través de reducir el impuesto, para suavizar el impacto de variables como el precio de la molécula (petróleo).

Y, para no distorsionar las decisiones de los inversionistas que están interesados en entrar en el país, mantuvimos toda la demás estructura de costos internos.

¿Estos estímulos podrían mantenerse a lo largo del 2017?

Se pueden conservar, es una decisión que estamos considerando. En estos días vamos a estar haciendo los cálculos para ver qué excedentes tenemos y para qué nos alcanza, qué le pasa al precio de la molécula y al tipo de cambio.

Desde el año pasado había un estímulo y estábamos sujetos a una banda de precios, eso limitaba los cambios en los precios y la variable de ajuste era la tasa del impuesto. Pero para el 2017 el cambio se hará cuando se necesite, con el fin de poder amortiguar el efecto de los precios máximos en la medida en que se generen excedentes.

En esta semana el estímulo fiscal fue de 1.77 pesos por litro para Magna, de 0.16, para Premium, y 1.60, para Diesel.

¿Qué precios se van a tomar para el próximo 18 de febrero?

El 27 de diciembre del 2016 se publicó la metodología para determinar los precios de enero, ahí dice que se toma la referencia del spot de un día anterior a la fecha de cálculo (...) Cuando fueron precios mensuales, tomamos la referencia de un mes atrás; ahora que fueron semanales, consideramos la referencia de una semana atrás, y, cuando tengamos precios diarios, valoraremos referencias diarias del spot.

¿A partir de que se haga la actualización diaria de los precios, van a publicar el tipo de cambio y el precio del crudo que se consideró para hacer el cálculo de la fórmula? ¿Va haber transparencia en este tema?

Hay transparencia porque publicamos las fuentes que estamos utilizando. A veces, como es información proporcionada por una compañía de acceso restringido, puede que no demos a conocer esos datos hasta cierto tiempo después, pero se puede seguir la evolución de los precios, y se puede presentar alguna estimación, dado que los demás componentes están fijos, menos el IVA.

¿En lo que le queda de vida a esta fórmula -hasta el 30 de noviembre- se van a mantener fijos los demás componentes, es decir, el margen que se le da a los gasolineros y la parte logística?; ¿habrá ajuste de calidad?

Los costos pueden variar muy ligeramente, sobre todo porque hay costos de transporte para internar el combustible de la costa del Golfo a México que está en dólares, eso se puede ir ajustando, dependiendo de lo que pase en el tipo de cambio.

El margen de 91 o 92 centavos que se tiene para los gasolineros, en principio, sí puede cambiar. Es un monto que tradicionalmente era un porcentaje del precio, lo que estamos haciendo ahorita es dejarlo fijo en pesos por litro, que son los 92 centavos, y eso es lo que también hace que suba o baje el precio.

¿Cuál es la carga fiscal en porcentaje de las gasolinas en México?

En el IEPS el promedio del precio de la Magna es de 18.9%; 22.8%, en la Premium, y 21%, en el Diesel. La carga fiscal con IVA debe andar en promedio por alrededor de 13.5% del precio.

Finalmente, Camero refirió que los excedentes que se están utilizando no son parte del remanente del Banco de México.

Lo que usamos en términos de finanzas públicas son todos los excedentes que generan tanto el tipo de cambio como el mayor precio del crudo que estamos viendo con respecto a la Ley de Ingresos de la Federación .