El gobierno compró un programa de coberturas petroleras que se calcula que costó cerca de 12,000 millones de pesos para proteger el presupuesto del próximo año, al garantizar los ingresos petroleros ante una eventual caída del crudo mexicano en los mercados internacionales.

El seguro petrolero, que blindará el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) del 2013 de un posible recorte al gasto si se desploman los petroprecios, dará el derecho de vender la mezcla mexicana de exportación a un precio promedio de 86 dólares por barril, es decir, el mismo nivel en que se aprobó la cotización del crudo para efectos de la Ley de Ingresos de la Federación que regirá el próximo año.

Así lo dio a conocer la Secretaría de Hacienda, al destacar que el resultado de dicho programa asegura la disponibilidad de los ingresos necesarios para mantener los programas de gasto aprobados en el PEF 2013. La dependencia no ofreció más detalles sobre su costo e intermediarios que participaron en la operación.

Se tiene registrada una salida por 11,729 millones de pesos del Fondo de Estabilización de Ingresos Petroleros para inversiones financieras como parte de las medidas realizadas para la administración de riesgos, entre las que se incluye precisamente el pago del seguro petrolero. Este monto va en línea con el costo promedio que tuvieron las coberturas en años pasados.

En la más reciente conferencia de prensa sobre el informe de las finanzas públicas al tercer trimestre del 2012, Miguel Messmacher, quien en ese entonces fungía como titular de la Unidad de Planeación Económica y hoy es el subsecretario de Ingresos, comentó que en el sexenio pasado, el costo de las coberturas se ubicó entre 10,000 y 15,000 millones de pesos.

PLATAFORMA DE EXPORTACIÓN

Hacienda tampoco precisó si las coberturas protegen la plataforma de exportación de crudo prevista para el siguiente año que, según los Criterios Generales de Política Económica 2013, será de ?1 millón 183,000 barriles diarios de una producción total de 2 millones 550,000 barriles diarios.

En esta ocasión, la cobertura consistió en la adquisición de opciones de venta de petróleo (tipo put) sobre el precio promedio de la mezcla mexicana de exportación, con lo cual el gobierno federal adquirió el derecho (mas no la obligación) de vender durante el 2013 petróleo a un precio promedio de 86 dólares por barril.

Hacienda refirió que estas opciones de venta funcionan como un seguro, por el cual se paga una prima al momento de su adquisición y en caso de que el precio promedio de la mezcla mexicana observado durante el año se ubique por debajo de 86 dólares por barril, otorgaría un pago al gobierno federal que compensaría la disminución en los ingresos presupuestarios.

La Secretaría reiteró que los programas de cobertura petrolera forman parte de la estrategia integral de manejo de riesgos.

[email protected]