La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estima que la reforma tributaria que se someterá a consideración del Congreso en el segundo semestre del año, podría generar ingresos adicionales equivalentes a tres puntos del PIB. Así lo explicó el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, a inversionistas internacionales en una conferencia telefónica el 8 de abril.

“El subsecretario Gabriel Yorio mencionó que si se hace correctamente (la reforma) podría agregar tres puntos adicionales al PIB en la recaudación de impuestos (...) Yorio también destacó que los impuestos nuevos y tasas más altas no son la preferencia”, consignaron en el análisis de la consultoría de negocios Eurasia Group, titulado “Signos de una reforma tributaria menor continúan emergiendo”.

En el análisis divulgado por la firma refieren que el funcionario explicó a los inversionistas que la propuesta de reforma se centrará en cerrar las lagunas fiscales y mejorar la eficiencia en la recaudación de impuestos. Al mismo tiempo les explicó que los impuestos nuevos y tasas más altas no son una alternativa contemplada en el proyecto.

“El subsecretario Yorio mencionó que la reforma tributaria también podría considerar la reducción de impuestos para las personas de bajos ingresos y las pequeñas empresas para reducir la informalidad”, consignaron.

Los analistas de Eurasia Group, comentaron que la estimación otorgada por el funcionario sobre los ingresos que estiman podrían obtener de estos cambios son “demasiado optimistas”.

Agregaron que “el equipo económico redactará la reforma, pero basándose en las preferencias del Presidente (...) Por lo tanto, los planes fiscales de la administración continuarán enfocándose en la austeridad, reasignaciones presupuestarias, impuestos locales y una recaudación de impuestos más agresiva”.

Plataformas digitales

Días después de aquella llamada telefónica, el subsecretario Yorio explicó en un podcast de Banorte que buscan recaudar hasta 2 puntos del PIB de las plataformas digitales, así como del margen de mejora en progresividad de algunos impuestos.

“Con el Covid, que fue una situación que propició un crecimiento de la economía digital, adecuamos el marco tributario que no estaba alineado a la economía. Ahí hay un margen de maniobra de 1 a 2 puntos del PIB en materia de evasión y economía digital”, precisó a los entrevistadores.

El funcionario reconoció que como las plataformas digitales intercambian productos, generan IVA, e ISR de individuos que ofrecen servicios y ya estaban obligados a cumplir con sus obligaciones tributarias. “Utilizamos las plataformas como facilitadoras de esa retención, que fue aprobada en el 2019”.

Rumbo, sin cambio

En otro análisis de la misma consultoría Eurasia Group, advierten que “los planes fiscales del gobierno mexicano no cambiarán a pesar de que no recibieron transferencias extraordinarias, esto es el remanente del Banco de México y del agotamiento de los fondos de ahorros fiscales”.

La falta de estos recursos no tendrá un impacto significativo a corto plazo en las cuentas fiscales del país, estimaron en el análisis titulado “El plan fiscal de la administración no cambiará pese a no recibir transferencias de Banxico”.

Además subrayaron que “la recuperación económica y el aumento de los precios del petróleo, “probablemente proporcionarán un apoyo a las cuentas fiscales”.

ymorales@eleconomista.com.mx