La reformulación del pacto fiscal abre una ventana de oportunidad para poder alinear los presupuestos estatales con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), indicó Gabriel Yorio, subsecretario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Durante su participación en la Cátedra Iberoamericana, realizada por la Universidad de Santiago de Compostela, el subsecretario indicó que es el momento oportuno para hablar y buscar modificaciones al pacto fiscal, en donde se puede discutir la alineación a los ODS.

Recordó que, la última gran reforma del pacto fiscal —que el año pasado tomó relevancia ante los reclamos de diversos gobernadores por recortes de los presupuestos estatales— se hizo en el 2017.

“En este momento, en donde ellos mismos (los estados) están pidiendo que se reformule, que se dialogue respecto a un nuevo pacto fiscal, abre una ventana de oportunidad para discutir un alineamiento más acorde con los retos que como mundo y como país estamos viviendo. No puedo decir que esa es la forma, pero creo que lo vamos a tratar de hacer ahí y eso va a implicar un montón, muchísimo debate, mucho diálogo con ellos”, indicó al ser cuestionado sobre cómo el gobierno federal trata de convencer a los gobiernos locales para alinear sus presupuestos a dichos objetivos.

Explicó que México es un país federativo, en donde los estados tienen cierto nivel de autonomía, por lo que la Agenda 2030 de la ONU se trata de expandir hacia cada una de estas entidades, es decir, no sólo que vinculen sus presupuestos, sino que eventualmente también puedan vincular instrumentos de mercado que utilizan el mapeo entre su presupuestación y los objetivos de desarrollo, así como lo hizo el gobierno federal en septiembre pasado al emitir el primer bono sustentable ligado a los OSD.

Con ello, México se convirtió en el primer país en emitir un bono soberano sostenible vinculado con los OSD, por un monto de 750 millones de euros, con vencimiento en septiembre del 2027, una tasa de rendimiento al vencimiento de 1.603% y pagando una tasa cupón de 1.350 por ciento.

Afores, con inversiones ASG

En línea con lo anterior, Gabriel Yorio subrayó que otro de los temas en donde México quiere tener inversiones más sustentables es en las que realizan las administradoras de fondo para el retiro (Afores).

Explicó que con la reforma de pensiones, que se aprobó el año pasado, se busca que el ahorro de estas afores pase de 13% del Producto Interno Bruto a 40% en una década y, de este porcentaje, se quiere que una parte se destine a aquellas inversiones con criterios Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ASG).

“Lo que estamos tratando de hacer es que todo esté vinculado con los ODS para que cualquier forma que manejemos o movilicemos capital, ya sea público o privado en México, se realice con ese enfoque. Y eso significa ir construyendo bloques para generar un ecosistema financiero sustentable”, mencionó.

Añadió que también están en busca de que la banca de desarrollo haga inversiones en instrumentos de mercado que vinculen proyectos y capital a estos objetivos.

ana.martinez@eleconomista.mx