Los ingresos petroleros del gobierno federal que se encuentran asegurados con los contratos de las coberturas petroleras para el 2015 están considerados para financiar el presupuesto aprobado para el ejercicio fiscal de este año, aun sí se reciben en diciembre, afirman funcionarios de la Secretaría de Hacienda.

El monto que en su caso ingrese por las coberturas no se puede estimar aún, pues depende todavía del nivel de precios que se observe en las próximas semanas, así como del tipo de cambio, precisan.

Las opciones que integran esta cobertura consideran para su ejecución el precio promedio del periodo comprendido entre diciembre del 2014 y noviembre del 2015, por lo que el monto que se recibirá por estos contratos será determinado a principios de diciembre de este año , aseguraron.

En conversación, descartaron que la operación de compras en el mercado de futuro, que anualmente realiza el gobierno para asegurar el precio de venta de la mezcla mexicana, tenga el volumen para derribar, por sí sola, el precio internacional del petróleo.

No obstante lo dicho por los funcionarios de Hacienda, la coordinadora del grupo parlamentario del Movimiento Regeneración Nacional en la Cámara de Diputados, Rocío Nahle, aseguró que será hasta el 31 de diciembre próximo cuando el gobierno federal reciba 283,000 millones de pesos por concepto de la cobertura petrolera. Y denunció que no está reportado como tal en la Ley de Ingresos de este año.

Los funcionarios de Hacienda consultados afirman que estos ingresos petroleros asegurados por las coberturas sí están considerados en la LIF 2015 y por tanto serán utilizados para financiar el presupuesto aprobado para el ejercicio fiscal del 2015.

Congreso, enterado

De acuerdo con los funcionarios de Hacienda, los recursos por concepto de las coberturas no son adicionales. Compensan una reducción de los ingresos en el presupuesto y, por lo tanto, su destino ya está considerado conforme a lo aprobado por la Cámara de Diputados en el Presupuesto de Egresos del 2015 , aclararon.

Entonces no tienen que enterar de nuevo al Congreso acerca del uso que darán a estos recursos una vez que sean ejercidos los contratos, pues ya están en la LIF 2015.

Difícil, decir que derrumba precios

De acuerdo con Vítor Gaspar, director de Asuntos Fiscales del Fondo Monetario Internacional, México es el único país que protege sus ingresos esperados por el comercio de un commodity en el mercado.

Este hecho ha generado conclusiones intuitivas de algunos analistas financieros, advierten los funcionarios de la Secretaría de Hacienda, al ser cuestionados sobre las afirmaciones de Morgan Stanley, cuando la firma señaló la contratación de las coberturas para el 2016 como un determinante de la caída del precio internacional del petróleo del 26 de agosto.

Si bien suena intuitivo que las ventas a futuro pueden impulsar los precios a la baja, no es fácil atribuir a alguna transacción en particular la dinámica de los precios en un mercado tan grande y líquido , dijeron.

En este caso en particular precisaron que el programa de adquisición de coberturas concluyó el 14 de agosto, cuando el petróleo referencial estadounidense cerró en 42.50 dólares, después de caer a un mínimo de seis años y medio.

Al respecto, los funcionarios de Hacienda argumentaron: La misma nota (de Morgan Stanley) hace explícito que la compra de las opciones no era el único factor que tuvo un efecto en el mercado en esas semanas; indica que posiblemente no era el más importante tampoco. Refiere que en ese periodo se reportaron datos económicos más débiles de lo esperado en China, provocando temores sobre la evolución futura de la demanda de petróleo. Irán firmó un acuerdo que le permitiría eliminar las sanciones y anunció su intención de incrementar su producción a niveles históricos inundando al mercado .

Son un seguro para el gobierno

Los programas anuales de cobertura petrolera consisten en la adquisición de opciones de venta de petróleo (tipo put) a un precio predeterminado con el objetivo de asegurar un precio promedio de la mezcla mexicana de exportación, explican funcionarios de la Secretaría de Hacienda.

Con estas operaciones, se protegen los ingresos del gobierno federal contra caídas abruptas en los mercados de petróleo, afirman.

Para asegurar el precio de venta de la mezcla mexicana se adquieren opciones para los crudos tipo Maya y Brent, ambos referencias importantes en el mercado petrolero. El crudo Maya representa el volumen más relevante de la producción de petróleo crudo en México, el cual es pesado, con alto contenido en azufre , precisan.

Por otro lado, el crudo tipo Brent, que es un crudo ligero de bajo contenido en azufre, similar a los crudos Istmo y Olmeca, tiene un precio similar al de los crudos mexicanos y cuenta con un mercado profundo de opciones financieras.

Las opciones de venta funcionan como un seguro para el gobierno federal, relatan. Al momento de su adquisición se paga una prima y, en caso de que el precio promedio de la mezcla mexicana se ubique por debajo del precio pactado, la contraparte otorgará un pago al gobierno de la República que compensaría la disminución en los ingresos petroleros.

Bancos operadores

Por otro lado, precisan que la institución bancaria que ofrece la opción de venta adquiere la obligación de vender petróleo al precio pactado.

En caso de que el monto asegurado sea muy grande, la institución bancaria podría llegar a incurrir en pérdidas considerables, refieren.

Por esa razón, dicha institución cubre su riesgo, de manera parcial o total, adquiriendo otras opciones put o vendiendo futuros con operadores de materias primas alrededor del mundo. Estos operadores pueden ser fondos especulativos, refinerías, aerolíneas, etcétera.

De acuerdo con información obtenida por Bloomberg, los bancos que funcionaron el año pasado como contraparte en los contratos comerciales que el gobierno mexicano signó para cubrir los precios del año en curso, son Goldman Sachs, JPMorgan & Co, Citigroup Inc, Morgan Stanley, BNP Paribas SA, Barclays PIc y HSBC Holdings Plc.

Los programas de cobertura petrolera iniciaron en el 2001 y forman parte de la estrategia integral de manejo de riesgos del gobierno federal que permiten atenuar los efectos adversos de la volatilidad en los precios del petróleo.

Las coberturas sólo se han ejercido una vez en la crisis 2008-2009, y todo apunta a que este año también se ejecutarán.

El programa anual de coberturas ha servido para que el Fondo Monetario Internacional distinga a México como el único país del mundo que protege sus ingresos esperados por el comercio de un commodity en el mercado. ?