Los líderes del Congreso de Puerto Rico prometieron ayudar a los residentes de la isla que invirtieron en bonos del gobierno y que ahora enfrentan graves pérdidas debido a las deudas desatadas durante la crisis financiera.

Carlos Méndez, presidente de la Cámara de Representantes local, prometió buscar créditos fiscales para los tenedores de bonos que sufrieron pérdidas. El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, indicó que él promoverá una legislación que les dé prioridad a la hora de comprar tierras públicas o recibir préstamos del gobierno para abrir negocios.

Sin embargo, Rivera Schatz estableció una diferencia clara entre los tenedores individuales de bonos, muchos de ellos residentes de la isla, y los llamados fondos buitre , prometiendo que no habrá leyes a favor de los fondos de inversiones riesgosas que también buscan que se les paguen los millones de dólares que les adeudan. No hay solución rápida ni fácil para este desastre , dijo.

Ambos legisladores hablaron ante centenares de puertorriqueños en una conferencia organizada por un grupo que representa a algunos de los aproximadamente 60,000 tenedores de bonos, que poseen unos 15,000 millones de la deuda pública de 70,000 millones de dólares que Puerto Rico trata de reestructurar. Los fondos especulativos de alto riesgo, llamados de cobertura , tienen alrededor de un tercio. Los funcionarios dicen que no está claro quién tiene el resto.

El gobernador Ricardo Rosselló también tenía previsto hablar en el evento en un esfuerzo para calmar a los tenedores de bonos, muchos de los cuales presentaron demandas que han sido bloqueadas temporalmente por una acción del Congreso estadounidense que creó, además, una junta federal de control que supervisa las finanzas del territorio y que tiene poder de imponer medidas de austeridad.

El plazo para la suspensión de las demandas expira en mayo, pero el gobierno le ha pedido a la junta que lo extienda hasta diciembre.

El gobierno busca cumplir con esas obligaciones , declaró Rivera Schatz. Pero no sería honesto de nuestra parte decirles que está garantizado .

Mientras se celebraba el evento, la junta federal de control emitió una carta diciendo que había rechazado un plan fiscal que presentó la semana pasada Rosselló. La carta fue obtenida y publicada por el diario El Nuevo Día. El portavoz de la Junta, José Cedeño, confirmó que la carta fue emitida pero no respondió a los pedidos de comentarios adicionales. La carta le dio a Rosselló hasta el sábado por la mañana para presentar un plan revisado.