Pobladores de la región amazónica Madre de Dios en Perú cumplen este jueves su cuarto día de huelga indefinida en rechazo a leyes que combaten la tala y minería ilegal, pues consideran que atenta contra su derecho al trabajo, en un sector del país golpeado por la deforestación.

"La ciudad está paralizada, no hay comercio, ni transporte y los manifestantes bloquean varios puntos de la carretera Interoceánica que une la frontera de Perú y Brasil", dijo a la AFP el oficial Luis Mujica de la región policial Madre de Dios.

Como consecuencia de las protestas, decenas de autobuses y vehículos de carga pesada se encuentran varados en la carretera que conectan las regiones de Madre de Dios con el Cusco (sureste). "Han llegado dos mil policías para brindar seguridad, tenemos reportados algunos incidente, pero todo esta controlado", indicó Mujica.

NOTICIA: Minería y pesca en Perú serán líderes del PIB de Perú

El paro indefinido ha sido convocado por la denominada Alianza de Federaciones de la región, que piden la derogatoria de dos leyes que regulan la tala ilegal e incrementa sanciones por delitos forestales. Además fiscaliza entre ellas el control o reducción de la cuota de insumos que llegan a la zona que son utilizados por la minería ilegal, como el combustible.

Juan Urcia, presidente del gremio de extractores de madera de Ucayali, una región vecina a Madre de Dios, señaló que si la huelga de prolonga el país se verá afectado por la escasez de madera.

"Estas normas están haciendo imposible el desarrollo de la región, yo creo que el gobierno tiene que entender que se equivocó", dijo a la AFP el gobernador de la región Madre de Dios, Luis Otsuka.

NOTICIA: Declaran estado de emergencia en Perú tras protesta contra minera

Para Otsuka, el responsable de esta huelga es el ministro de Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, pues "en su afán de luchar contra la contaminación y depredación que ellos mismo permiten, están llevando al abandono y a la extrema pobreza a Madre de Dios".

El gobernador confirmó que un grupo de dirigentes viajó a Lima para buscar un diálogo con el gobierno.

Según la ministra de Energía y Minas, Rosa María Ortiz, el gobierno no cederá a las demandas."El paro busca la derogatoria de todas las normas para formalización minera (...) quieren que se deje el mercado abierto y esto no es posible", explicó a la página de internet del diario El Comercio.

Por su parte, el ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal afirmó que el gobierno no derogará las leyes que tratan de evitar que siga creciendo está actividad tan destructiva que contamina la amazonia.

"La lucha contra minería ilegal ha sido una política de estado, no podemos ceder ante esta lacra que incluso genera muertes", dijo a la radio RPP Pulgar Vidal tras invocar al diálogo a los pobladores de Madre de Dios.

NOTICIA: Regiones mineras en Perú, en huelga contra Southern Copper

En Madre de Dios, fronteriza con Brasil, la minería ilegal ha deforestado casi 60,000 hectáreas de selva, según autoridades peruanas, que este año recrudecieron su lucha contra campamentos ilegales de extracción de minerales.

La actividad, además, es fuente de conflicto. Hace una semana un dirigente maderero de la zona que denunció a la minería ilegal fue muerto a tiros, mientras que el año pasado cuatro líderes indígenas defensores de recursos naturales también fueron asesinados.

abr