En total, se han recibido unos 2,000 proyectos por un monto de 1.3 billones de euros en el marco del plan de inversiones que impulsa el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, aunque no todos serán seleccionados.

El plan anunciado por Juncker busca movilizar inversiones por 315,000 millones de euros en tres años en toda la Unión Europea.

Esta lista, que será presentada oficialmente por la Comisión Europea este martes, no es definitiva. Miembros de la Comisión y del Banco Europeo de Inversiones (BEI) tendrán que realizar una preselección de proyectos empujados por los Estados miembros.

"Hay una masa de proyectos que es superior a la capacidad de financiamiento que vamos a destinar", declaró el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

Este plan no es "para tal o tal país, para tal o tal proyecto ya comenzado, sino para nuevas inversiones que se agregan y creen crecimiento adicional", insistió al llegar a una reunión de ministros de Finanzas de la UE.

"Hoy hablaremos no tanto de los proyectos sino de los principios básicos del plan. Hay que intentar que el plan tenga efectos reales. No tomaría al pie de la letra los proyectos presentados", indicó por su parte el ministro de Economía español, Luis De Guindos, al llegar a la reunión.

"No serán los responsables políticos los que escojan los proyectos", dijo el presidente del Eurogrupo y ministro holandés, Jeroen Dijsselbloem. "Será un comité de expertos dirigido por el BEI ya que queremos proyectos que tengan sentido", agregó.

La Comisión deberá preseleccionar los proyectos a realizar rápidamente, en los próximos tres años, destinados a mejorar infraestructuras estratégicas, como la banda ancha, las infraestructuras energéticas, los transportes, la investigación o la innovación.

Entre los 2,133 proyectos figura por ejemplo una iniciativa conjunta entre Portugal, España y Brasil para tender un cable fibra óptica submarino entre Fortaleza y Lisboa por un monto de 100 millones de euros.

Además, los proyectos para desenclavar las islas digitales y llevar la banda ancha a esas regiones aisladas son numerosos.

También hay numerosos proyectos de interés común, como por ejemplo entre España y Francia para desarrollar conexiones eléctricas y de gas.

erp