Si bien las coberturas petroleras que contrató el gobierno federal para blindar las finanzas públicas en el 2015 cubrirán 81% de la venta al extranjero de petróleo que produce el país, esto no será suficiente, ya que el erario público dejará de percibir 89,528 millones de pesos (5,728 millones de dólares) por este concepto.

En un ejercicio hecho por la Unidad de Inteligencia de El Economista, se recopiló que en un principio el gobierno federal estimaba obtener ingresos por 30,312 millones de dólares provenientes de la exportación del petróleo.

Sin embargo, ante la caída de los precios del crudo a nivel internacional y considerando un precio promedio de 45.83 dólares por barril, el gobierno obtendría por dicho concepto alrededor de 18,184 millones de dólares.

Ahora bien, si se suma este monto con los 6,400 millones de dólares que se recibirían por la ejecución de las coberturas, cifra que recientemente reconoció el secretario de Hacienda Luis Videgaray, en total se tendrán 24,584 millones de dólares.

Si se comparan estos ingresos, con los que se esperaba obtener desde un principio (30,312 millones de dólares) hay una diferencia de 5,728 millones de dólares, lo que, al multiplicarlo por un tipo de cambio de 15.63 pesos por dólar, refleja un hueco de 89,528 millones de pesos.

Impuestos mitigarán faltante

Analistas coinciden en que este faltante será compensado con los ingresos tributarios, que hasta el momento han amortiguado el desplome en el precio de petróleo y salvado las finanzas públicas del país.

Este año, las coberturas se contrataron a niveles muy altos, pero existe un diferencial que el gobierno buscará cubrir a través de los ingresos tributarios, que han aumentado de tal manera que la contribución de Pemex a las finanzas públicas pasó de 35 a 18% , dijo Luis Miguel Labardini, socio de Marcos y Asociados.

De acuerdo con el reporte trimestral de Finanzas y Deuda Pública, al tercer trimestre del año, los ingresos tributarios se ubicaron en 1 billón 936,000 millones de pesos; es decir, 303,200 millones de pesos por arriba de lo estimado en la Ley de Ingresos del 2015.

Labardini refirió que el impuesto que más ayudará a compensar este faltante será el cobro de IEPS a gasolinas, dado que, en México, este hidrocarburo mantuvo los precios altos a pesar de que a nivel mundial han permanecido a la baja.

Los ingresos que se recauden serán para el gobierno federal y no para Pemex. Lo bueno de que exista un control sobre el precio de la gasolina es que compensa la caída en los ingresos por exportación de crudo .

Decisión responsable

Raúl Feliz, investigador en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), admitió que el haber contratado las coberturas petroleras para este año fue acertado, aludió a que para las finanzas públicas ganar aunque sea un peso o un dólar más siempre será benéfico.

Aunque la cobertura no cubre a 100% los ingresos que se han perdido provenientes de la venta de petróleo, argumentó que la cobertura está diseñada para asegurar las necesidades netas de exportación del país, por lo que al final del cierre del ejercicio las pérdidas que hoy se registran pueden ser menores.

Las coberturas petroleras, como están cubriendo los ingresos netos del gobierno, protegen alrededor 90%, que para los fines del presupuesto del 2015 funcionaron perfectamente , dijo Feliz.

Al respecto, Labardini comentó que el gobierno fue responsable al contratar estas coberturas, dado que son riesgos que no puede controlar a 100%, pero sí puede salvar una parte.

Para el 2016, pese que se prevé un panorama más complejo en los precios del petróleo, fue positivo que se contrataran por adelantado las coberturas petroleras por un precio de 49 dólares por barril.

Fue una buena cobertura que por lo menos garantiza un piso para los ingresos del gobierno federal y les da certidumbre para hacer su planeación financiera , sostuvo.

El especialista del CIDE consideró que será difícil que en el transcurso del siguiente año el precio del crudo esté por debajo de los niveles actuales que se vieron en el 2015.

Si se mantiene el estatus promedio actual de 33 dólares por barril de crudo, el Estado ganaríaalrededor de 10 dólares por barril cubierto, es decir, 2,000 millones de dólares de ingresos, pero todo dependerá del promedio anual , calculó.

Las coberturas petroleras en el 2016 le darán a las finanzas públicas -dado el comportamiento en el mercado- un pequeño ingreso; sería más benéfico si los precios se desploman hasta los 20 dólares, aunque eso no está previsto.

Vale mencionar que, ante el monto faltante, se consultó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a lo que respondió: Habría que esperar a que concluya el proceso y en su momento se dará a conocer toda la información .

La cobertura contratada para los barriles exportables en este 2015 concluye el próximo lunes 30 de noviembre.

valor[email protected]