La tasa de morosidad por los créditos concedidos en España por entidades financieras autorizadas alcanzó en mayo pasado el 8.95%, muy cerca del máximo histórico de 9.15% de febrero de 1994, informó hoy el Banco de España.

En un informe sobre morosidad publicado este miércoles, expuso que la cifra es superior al 8.72% de abril pasado reportado en bancos, cajas de ahorro, cooperativas y establecimientos financieros de crédito.

El aumento del impago de créditos es también más de dos puntos porcentuales superior al 6.4% de mayo de 2011.

La cifra que alcanza la morosidad es de 155,841 millones de euros (más de 190,000 millones de dólares).

RDS