El consejo del Monte dei Paschi di Siena, el banco más antiguo del mundo fundado en 1472 , ha decidido intentar recapitalizarse por sus propios medios y sacar adelante su ampliación de capital de 5,000 millones de euros.

El aumento deberá culminar antes del próximo 31 de diciembre, según el plazo fijado por el Banco Central Europeo (BCE).

Monte dei Paschi ha comunicado que el precio máximo confirmado para la ampliación es de 24.9 euros, mientras que el precio mínimo técnico se ha fijado en 1 euro.

De acuerdo con lo planeado, 65% de la operación se destinará a los inversionistas institucionales, tanto italianos como extranjeros, mientras que 35% restante se reservará para el público en general. Los actuales accionistas, entre los que se encuentra el Tesoro italiano, tienen preferencia en la suscripción.

Pendiente, autorización del supervisor

La operación aún está pendiente de la autorización de la Comisión Nacional de Sociedades y Bolsa, el supervisor bursátil italiano, que no se ha pronunciado sobre la reciente propuesta del banco de convertir deuda subordinada en acciones e incluir en este canje a los inversionistas minoristas.

Monte dei Paschi fue, el pasado mes de julio, el único banco que quedó por debajo de los valores mínimos exigidos a entidades financieras europeas evaluadas por la Autoridad Bancaria Europea.

Así, comenzó un proceso de saneamiento de sus cuentas que comprendía la recapitalización y la venta de 27,700 millones en créditos morosos.

El banco toscano trabaja a contrarreloj para evitar solicitar ayudas públicas, una intervención que podría perjudicar a los tenedores de bonos, tal y como dicta la normativa de la Unión Europea que ha entrado en vigor este año.

Por otro lado, el nuevo gobierno de Paolo Gentiloni estaría preparado para inyectar alrededor 95,000 millones de euros en el sistema financiero italiano con el objetivo de solventar los problemas de capital tanto de Monte dei Paschi como de otros bancos del país, de acuerdo con especialistas consultados por una agencia.