China, Brasil, Chile y Colombia son los mayores receptores de Inversión Extranjera Directa (IED) “genuina”, como proporción del Producto Interno Bruto, entre 24 países emergentes, consigna información del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF).

Esto significa que son los mercados emergentes donde las nuevas inversiones llegan con mayor dinamismo y en mayor medida.

En un análisis sobre flujos de la IED hacia mercados emergentes, precisaron que “las reinversiones de ganancias no son realmente flujos de capital en un sentido convencional”.

México, por ejemplo, ocupa el séptimo lugar entre los emergentes que reciben nuevas inversiones, detrás de Filipinas, Líbano, Ucrania, Colombia, Chile, Brasil y China.

Exponen que en los últimos tres años, han observado un rápido incremento del flujo de capitales productivos no residentes hacia los emergentes.

Una trayectoria que a los expertos del instituto les ha llamado la atención por tratarse de financiamiento más estable.

Esta distinción es relevante, comentan, porque “hace que la fotografía sea un poco diferente de lo que normalmente vemos”. Destacan que, como región, Latinoamérica se ubica como la que más capta IED, excluyendo las reinversiones.

Mientras China domina por un margen bastante amplio al flujo asociado con todo y reinversiones.

El director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, José Luis de la Cruz, ha explicado que por años México ha registrado una baja captación de nuevas inversiones. Incluso pese al atractivo que levantaron las reformas estructurales.

Anticipa que está en riesgo este flujo de nuevas inversiones, tras la escalada de la incertidumbre por la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y la posibilidad de cambios en las regulaciones que favorecen a la inversión en el sector energético, en donde si triunfa un candidato opuesto a la continuidad, este desaliento será mayor, alertó.

Salen capitales mexicanos

En un documento aparte, divulgado esta semana, los expertos del instituto hicieron una revisión al comportamiento de la inversión extranjera de cartera. Ahí, anticiparon salidas de capital del mercado mexicano en el segundo trimestre del año, resultado de la mayor aversión al riesgo contra los emergentes en general y los asuntos domésticos que pueden irse sumando.

Anticiparon que, al cierre del año, ingresarán a México 15,200 millones de dólares de inversiones de portafolio, no residentes y locales. Esa previsión es inferior a los 17,200 millones que estima que llegaron al país entre enero y abril de este año.

Según sus cuentas, con información preliminar, sólo en abril, el mercado mexicano captó 8,200 millones de dólares, el mayor flujo mensual de inversiones de cartera, no sólo del 2018, sino también el más robusto desde enero del 2015.

El IIF es la mayor asociación de instituciones financieras de operación mundial y realiza periódicamente estimaciones de flujos de capital hacia emergentes.