México está lidiando con un proceso inflacionario que está dificultando su recuperación, pero no está entrando en etapa de estanflación, aseguró Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México (Banxico) en entrevista con Banorte para su podcast institucional titulado Norte Económico.

La estanflación es un término utilizado para describir una economía que muestra importante aceleración en la inflación, desempleo elevado y falta de crecimiento.

“Creo que estanflación no es el término adecuado porque no estamos estancados. Estamos en un proceso de recuperación. Estamos creciendo, inclusive un crecimiento arriba de 6% que se tiene proyectado para este año no se puede menospreciar.”, dijo.

El funcionario explicó que el crecimiento actual puede no ser suficiente para superar la etapa de recuperación, pero el hecho de tener crecimiento en el Producto Interno Bruto saca a México de esa categoría.

“Hablar de estancamiento, no. Es un proceso inflacionario que está dificultando el proceso de recuperación. Habría que buscarle un término original para describir eso, pero no le llamaría estanflación”

Preocupa inflación mundial, pero más la local

México enfrenta choques inflacionarios internacionales, pero también factores estructurales y locales que empujan los precios de las mercancías al alza.

“Muchos de estos choques de oferta vienen de fuera; sin embargo, también tenemos nuestros propios choques. También se han interrumpido nuestras cadenas de producción aquí mismo en el país; hemos tenido algunos choques idiosincráticos, por decirlo así; (...) y nos ha afectado mucho la toma de los trenes de las vías ferroviarias”, abundó.

En septiembre, la inflación se ubicó en 6% a tasa anual, el doble de objetivo del Banco de México, presionad por los precios en alimentos y energéticos.

“Es una combinación de muchas cosas, pero normalmente cuando tenemos un choque de oferta que afecta algunos precios básicos, de lo que tenemos que asegurarnos es que no se empiece a generalizar, que no haya efectos secundarios y que otros precios no empiecen a aumentar. Esa es quizá una de las partes que más nos están preocupando”, dijo.

valores@eleconomista.mx