Confirma el Comité de Basilea que al cierre de marzo de este año México no estaba aún listo para adoptar las medidas clave de Basilea III, que tendrían que estar en vigencia a principios del 2012 .

Tal como lo advirtieron expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial en su reporte Programa de Evaluación del Sector Financiero de México (PESF por su sigla en inglés), México es uno de los nueve países que aún se encuentran en la primera fase de aplicación de la nueva normativa internacional, que tendría que estar vigente en la última parte del año.

Acompañan al sistema financiero mexicano en el rezago países como Argentina, Hong Kong, Indonesia, Corea, Rusia, Sudáfrica, Turquía y Estados Unidos.

El reporte más reciente del Progreso de implementación de Basilea III (actualización aplicable para abril del 2012) precisa que países como Canadá o China han completado las etapas de comunicación a los bancos sobre la nueva regulación, capital contingente y definición de capital y riesgo de contrapartida de crédito, lo que les permite estar catalogados en la segunda fase de Basilea II.

En cambio, México tiene previsto esta publicación hasta fines del segundo trimestre.

Aparte, en el reporte del FMI, expertos del organismo precisaron que las autoridades mexicanas se han declarado capaces para aplicar desde el 2012 sólo una parte de las disposiciones sobre exigencia de capital de la regulación de Basilea III.

Aclararon que se trata de los estándares mínimos que limitarán el riesgo sistémico de una nueva crisis financiera internacional, es decir, las medidas microprudenciales que se centran en la solidez financiera de cada entidad.

En tanto, advirtieron, los estándares para la política macroprudencial de Basilea III, que están dirigidos a limitar el riesgo del sistema financiero en su conjunto, aún no están acordados para ser introducidos.

Al no haber planes para introducir las medidas macroprudenciales, los expertos del FMI afirmaron: Queda limitada la capacidad para identificar por completo los riesgos que enfrenta el sistema financiero y el impacto total que tendrá la adopción de las medidas internacionales que ayudarán a resistir una nueva escalada de la crisis mundial .

El Comité considera que la divulgación de los avances representa un incentivo para que los miembros cumplan plenamente con los acuerdos mencionados.

REZAGADOS EN LAS BASES

En el reporte también evidenciaron que los sistemas bancarios de cuatro países aún no han adoptado plenamente los acuerdos de Basilea II, cuyo propósito es mejorar la medición del riesgo de crédito y operacional. Se trata de Argentina, China, Rusia e Indonesia. Los cuatro están en proceso de la aplicación de esta normatividad y Argentina es el que tiene el mayor rezago.

[email protected]