El mercado en Europa teme que los procesos políticos atasquen las medidas económicas y políticas que aún pueden aplicar los gobiernos de la región para estabilizar su situación financiera, coincidieron analistas del Saxo Bank y el Deutsche Bank.

En conversaciones separadas, refirieron sentirse inseguros sobre el riesgo de que se presente una nueva crisis de mayores dimensiones en alguno de los grandes países regionales antes de que el Banco Central Europeo (BCE) asuma alguna acción determinante.

Los inversionistas saben que las acciones de política monetaria en una unión federal son complejas y el proceso para echarlas a andar suele ser lento, coincidieron analistas del Saxo Bank y el Deutsche Bank.

En cuestión de estabilidad, el mercado siempre quiere que la toma de decisiones y la implementación de las políticas sea rápida. La cumbre de la Unión Europea demostró que los políticos, en especial aquellos de Alemania, están dispuestos a avanzar. Pero, como hemos visto, no se hará al ritmo que requieren los mercados , explica para El Economista Peter Garnry, analista de Renta Variable del Saxo Bank.

De acuerdo con él, la eurozona evitará una crisis mayor y se concentrará en una recuperación a paso lento de la actual crisis de deuda.

Aparte, el analista de ingreso compuesto en el Deutsche Bank, Peter Hooper, precisa que el ajuste de los desequilibrios fiscales entre los países de la Unión Europea es la única ruta para estabilizar la situación financiera en la región.

Y aún cuando se trata de un lento proceso, que quizá tardaría años , confía en que ya está en marcha para evitar un deterioro mayor.

LAS MEDIDAS

Al consultarles sobre las medidas que devolverían la tranquilidad al mercado, las acciones que esperan de parte del BCE para bajar la tensión, el experto del Saxo descarta que haya un momento mágico .

A decir de Hooper, podría presentarse un nuevo recorte en las tasas de referencia, incluso llevarlos a un terreno negativo.

Operaciones de refinanciamiento a más largo plazo (LTRO por su sigla en inglés) o bien, revivir el Programa para los Mercados de Valores (SMP como se identifica en inglés) que concluyó con la llegada de Mario Draghi a la Presidencia del BCE.

AÚN NO LLEGA RECESIÓN

El experto del Saxo Bank descarta que, desde ahora, se pueda hablar de una recesión en Europa. Estrictamente hablando, aún no ha experimentado una caída del PIB intertrimestral durante dos trimestres consecutivos .

Sin embargo, accedió a dejar de lado el aspecto estadístico y reconoció que la eurozona se encuentra en un contexto similar al de una recesión con un creciente desempleo, un sistema bancario disfuncional, presiones de financiamiento en varios países y un sector privado en desapalancamiento.